Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Qué se sabe hasta ahora del avión ruso siniestrado en Egipto

La investigación sobre las causas mantiene abiertas todas las posibilidades

Imagen de una pieza del fuselaje del avión siniestrado en el Sinaí facilitada por el Gobierno ruso. ATLAS

Un Airbus 321 de la compañía rusa Kogalymavia se estrelló el sábado en la península egipcia del Sinaí. En el avión viajaban 224 personas y no hubo supervivientes. Los restos quedaron diseminados en un radio de cinco kilómetros. Por el momento, pocas son las certezas que rodean al siniestro.

¿Cómo se produjo el accidente?

El vuelo KGL-9268 despegó a las 5.51 de la mañana (una hora menos en la España peninsular). Cubría la ruta entre el centro turístico egipcio de Sharm el Sheij y San Petersburgo. Unos 20 minutos después de haber despegado, cuando había superado ya los 9.000 metros de altitud, la aeronave comenzó a perder altura vertiginosamente y se precipitó sobre una zona de accidentado relieve en la parte central del Sinaí. Los restos del aparato y sus pasajeros quedaron extendidos en una superficie elíptica de ocho kilómetros de largo por cuatro de ancho.

¿Quiénes eran los pasajeros?

En el avión viajaban 224 personas: 219 rusos, cuatro ucranios y un bielorruso. De entre quienes iban a bordo de la aeronave, 17 eran niños, 62 eran mujeres y 138 eran hombres. Siete de los fallecidos formaban la tripulación, al mando de un experto piloto con 12.000 horas de vuelo. En este momento los cadáveres están siendo repatriados a San Petesburgo y nueve han sido identificados.

¿Cuál es la versión de la aerolínea?

La compañía rusa Kogalymavia niega rotundamente que la catástrofe fuera el resultado de un fallo técnico o humano. El avión no pidió cambiar de ruta y las comunicaciones fueron normales. “Excluimos un problema de la nave y un error del piloto o la tripulación”, dijo este lunes Alexandr Smirnov, vicedirector de Kogalymavia en una conferencia prensa en Moscú. “No existe una combinación de fallos de sistemas tal que pudiera causar la destrucción del avión en el aire”, dijo Smirnov. “La única causa explicable puede ser un impacto mecánico sobre la nave”, añadió.

¿Quién participa en las investigaciones?

Las dos cajas negras han sido halladas en buen estado. En su análisis, que comenzó el domingo, participan un centenar de expertos egipcios y rusos, según fuentes judiciales y del Gobierno egipcio. Una fuente del equipo que estudia las cajas negras, citada por Reuters, señaló que el análisis preliminar descartaba un impacto externo y corroboraba que no habría habido ninguna llamada de alerta desde el aparato.

¿Cuáles son las causas?

En un comunicado divulgado en la red social Twitter y una página web que actúa como portavoz oficiosa del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), el grupo yihadista Welayt Sina (Provincia del Sinaí), filial del ISIS, se atribuyó el derribo del avión “en respuesta a los bombardeos rusos que matan a cientos de civiles en Siria”. También en Twitter, el ISIS escribió: “Los que asesináis seréis asesinados”. El ministro de Transporte de Rusia, Maxim Sokolov, aseguró que esta opción “no puede considerarse fiable” e indicó que sus colegas egipcios carecen de información para confirmar “semejante fantasía”.

La agencia aérea rusa señaló que, a falta de pruebas indiciarias para formular una hipótesis de lo ocurrido, se mantienen abiertas todas las líneas de investigación. 

Aunque en un primer momento tanto Rusia como Egipto desecharon la hipótesis del atentado, el Kremlin ha aclarado este lunes que no descarta ninguna tesis y la aerolínea ha señalado directamente a “actividades externas”.

¿Qué dice Egipto?

El presidente de Egipto, Abdelfatá al Sisi, ha tildado de “propaganda” las afirmaciones del ISIS sobre su responsabilidad en el siniestro del avión. “Cuando hay propaganda sobre que se estrelló a causa del Estado Islámico, se trata de una vía para dañar la estabilidad y la seguridad de Egipto, así como su imagen", ha sostenido Al Sisi, según ha informado la cadena de televisión británica BBC. “Creedme. La situación en el Sinaí, y especialmente en esta área limitada, está bajo nuestro control total. Doy la bienvenida a todos los interesados en el asunto que quieran participar en la investigación", ha continuado.

¿Qué dice Rusia?

Según los funcionarios rusos que participan en la investigación de la catástrofe, el avión se fragmentó en el aire a gran altitud. El ministro de Transportes, Maxim Sokolov, explicó que con los pocos datos disponibles aún no se puede determinar la causa de la tragedia.

El carácter de los restos del avión indica que se deshizo a gran altura, según dijo el jefe del Comité Estatal de Aviación, Alexandr Neradko, citado por la agencia oficial Tas. “La zona donde están esparcidos los fragmentos del fuselaje tiene forma de una elipse alargada de ocho kilómetros de longitud y cerca de cuatro kilómetros de ancho. Todo indica que la destrucción del aparato se produjo en el aire a gran altura”, explicó el funcionario al canal de televisión Rossia 24.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información