Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OSCE critica la falta de libertad de expresión en las elecciones turcas

Los ataques a los medios de comunicación y a los partidos de oposición durante la campaña electoral, signos "preocupantes" para los observadores internacionales

Seguidores del partido islamista AKP
Seguidores del partido islamista AKP durante la celebración por su victoria en las elecciones de este domingo. AFP

Los observadores internacionales encabezados por la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) criticaron este lunes la falta de libertad de expresión y la situación de inseguridad en que se desarrolló la campaña electoral de los comicios en Turquía, que ayer dieron una rotunda victoria al Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, islamista).

“La campaña electoral no fue equilibrada y los contendientes no tuvieron las mismas oportunidades. Además, hubo restricciones a la libertad de prensa”, afirmó el coordinador de la misión, Ignacio Sánchez Amor, en declaraciones a EL PAÍS. El diputado socialista español subrayó que, mientras la jornada electoral se celebró de manera “pacífica” y “profesional”, los mayores problemas los encontraron en las semanas previas al voto. Los ciudadanos turcos “pudieron elegir entre diferentes alternativas políticas” pero, en cambio, “disminuyeron las opciones de informarse” a través de diferentes medios debido al cierre de canales opositores, al bloqueo de páginas de internet y a las presiones ejercidas contra diversos diarios, algo que, según Sánchez Amor, “tuvo impacto en el proceso electoral”. Los observadores examinaron la programación de cinco canales de televisión y concluyeron que tres de ellos, incluida la corporación pública, “favorecían claramente al partido gobernante”.

“Por desgracia, la campaña de estas elecciones estuvo caracterizada por la injusticia y, en gran medida, también por el miedo”, denunció Andreas Gross, jefe de la delegación de observadores de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, que actúa junto a la OSCE. Los atentados yihadistas vividos en estos meses; la situación de violencia en las zonas kurdas; los “ataques físicos” a miembros de los partidos políticos y la detención de decenas de miembros de la formación izquierdista y prokurda HDP son otros hechos “preocupantes” señalados en el informe de la misión.

Los observadores internacionales aseguran que pudieron realizar su trabajo sin mayores obstáculos excepto en el caso de siete colegios de los 500 visitados, a los que no se les permitió la entrada. Una delegación compuesta por representantes políticos catalanes invitados por el HDP explicó que no se les permitió entrar en los colegios electorales de la provincia de Agri.

Los medios opositores han denunciado además ciertas irregularidades durante la jornada electoral como la presión para que miembros de las mesas electorales firmasen las actas de votación antes de incluir en ellas los resultados, algo que ocurrió en algunas decenas de colegios de la región del Egeo, o los cortes de luz sufridos en algunos centros de votación durante el recuento. Sin embargo, estos hechos fueron denunciados rápidamente a través de las redes sociales y los interventores de los partidos siguieron de cerca el escrutinio para evitar fraudes. “Hemos recibido algunas alegaciones de fraude y las está investigando un comité especial de nuestro partido. Si hace falta iremos a la Justicia”, aseguró Enver Polat, dirigente del partido socialdemócrata CHP, en conversación telefónica.

Sin embargo, Sánchez Amor quitó hierro al asunto de las irregularidades ya que “si las hubo, tuvieron poco efecto estadístico”. “Los resultados reflejan lo que la gente ha votado y la prueba es que los partidos de la oposición han reconocido los resultados”, añadió.

Más información