Los muertos en el seísmo de Pakistán y Afganistán superan los 300

Los servicios de emergencia intensifican la búsqueda de supervivientes

Los servicios de emergencia de Pakistán evacuan a un herido en el terremoto del lunes en Chitral.
Los servicios de emergencia de Pakistán evacuan a un herido en el terremoto del lunes en Chitral. AFP

Los servicios de rescate de Afganistán y Pakistán han intensificado durante las últimas horas las labores de rescate y búsquedas de supervivientes, tras el terremoto de 7,5 grados que sacudió zonas aisladas del país ayer lunes. El seísmo ha causado ya al menos 360 muertos y 2.000 heridos en ambos países. Entre ellos 12 escolares afganos que murieron sepultados cuando trataban de salir de su colegio en Taluqan, en la provincia de Takhar.

Equipos de emergencia han viajado a las zonas montañosas, donde el grado del impacto del terremoto —localizado en Badakhshan, provincia del noreste fronteriza con Tayikistán, China y Pakistán— aún se desconoce con exactitud. En toda la zona afectada y a pesar de que las temperaturas eran muy frías, centenares de personas han pasado esta noche al raso por miedo a las réplicas. "Escasea la comida y todo tipo de ayuda", ha asegurado el jefe de la policía de la provincia afgana de Kunar, Abdul Habib Sayed, según recoge la BBC. "Ha estado lloviendo durante cuatro días y el clima es muy frío", urgió.

Mientras, en Afganistán los talibanes han pedido en un comunicado a las organizaciones humanitarias y a los "países ricos" que "no escatimen" en ayuda a las víctimas del seísmo, muchas de ellas en zonas bajo control o disputadas por los insurgentes.

En Afganistán, las cifras oscilan entre las que facilita el Gobierno y los datos que manejan las autoridades locales. El presidente informó en su cuenta oficial de Twitter de que el seísmo ha destruido 7.630 casas, 12 escuelas, 17 mezquitas y otros edificios en nueve provincias. Las regiones afectadas son Badakhshan, Takhar (noreste), Baghlan (norte) y Nuristan, Laghman, Nangarhar y Kunar (en el este).

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

En Pakistán, las autoridades elevan el número de muertos a 231 y a 1.652 el de heridos, mientras tratan de desplegar los equipos de ayuda en las zonas más afectadas, fundamentalmente en las provincias fronterizas. "Equipos médicos y de rescate ha podido llegar ya a algunas de las áreas afectadas, aunque hay otras muchas zonas a las que no han podido acceder debido a las dificultades del terreno", explicó el portavoz de la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres (NDMA) de Pakistán, Ahmed Kamal.

Hasta ahora, el Gobierno ha enviado a la zona un helicóptero, un hospital móvil, 2.000 mantas y el mismo número de tiendas de campaña y esterillas a la provincia de Khyber Pakhtunkhwa, fronteriza con Afganistán y la zona paquistaní más afectada por el terremoto.

La Oficina de Información del Ejército paquistaní (ISPR) indicó que se han despejado 27 de los 45 deslizamientos de tierras que afectaron la estratégica autopista Karakoram que conecta al país con China. Además, señaló que se ha incrementado un 30 % la capacidad de los hospitales militares que brindan atención a la población civil. El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, ha viajado este martes a Shangla (en el noroeste).

En la India, el terremoto —al que siguieron siete réplicas de entre 4,1 y 4,8 grados— dejó ayer dos muertos y dos heridos, en el noroeste del país en incidentes relacionados con el sismo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS