Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia insiste en que el vuelo MH17 fue abatido desde territorio ucranio

El fabricante del sistema antiaéreo defiende que el misil fue lanzado desde las regiones controladas por las fuerzas ucranias

Un momento de la rueda de prensa del fabricante de los misiles del sistema antiaéreo Buk en Moscú (Rusia), el 13 de octubre de 2015.
Un momento de la rueda de prensa del fabricante de los misiles del sistema antiaéreo Buk en Moscú (Rusia), el 13 de octubre de 2015. REUTERS

El misil 9M38 con el que fue derribado el Boeing malasio se fabricaba en la antigua URSS y fue retirado del arsenal del ejército ruso en 2011, según declaró Yan Nóvikov, director general del consorcio ruso Almaz-Antéi, fabricante de los misiles del sistema antiaéreo Buk en una rueda de prensa organizada para que coincidiera con la presentación del informe técnico definitivo del Consejo de Seguridad holandés. El ejecutivo afirmó que, según los resultados de dos experimentos para reconstruir la catástrofe realizados por el consorcio, el misil fue lanzado desde Zaróschenskoye, territorio controlado en julio de 2014 por las fuerzas Armadas de Ucrania.

"Hemos demostrado que el misil antiaéreo que derribó en los cielos de Ucrania el Boeing solo podía ser un misil tipo 9M38 del sistema Buk lanzado desde la aldea Zaróschenskoye. El último misil de este tipo fue fabricado en la Unión Soviética en 1986", explicó Nóvikov. "Así que los resultados del experimento desmienten totalmente las conclusiones de la comisión holandesa sobre el tipo y la ubicación del lanzamiento del misil".

El consorcio realizó dos experimentos en vivo utilizando un viejo avión ruso Il-86 ("no podíamos darnos el lujo de comprar para el experimento un Boeing") y misiles del sistema Buk. En el primer experimento se modeló el posible lanzamiento del misil desde la localidad Snézhnoye que estaba bajo control de las fuerzas rebeldes. El segundo experimento modeló el posible lanzamiento del misil desde el territorio ucranio.

Según los expertos de Almaz-Antéi, el carácter, la cantidad y localización de los daños del avión demuestran que el misil no podía ser disparado desde la localidad Snézhnoye, como lo afirman los expertos holandeses. Tampoco podía ser utilizado un misil más moderno.

"Si hubiera sido lanzado desde Snézhnoye, el lado izquierdo del avión deteriorado por la catástrofe no estaría dañado. Si hubiera sido abatido por un misil más moderno, de tipo 9M28M1, el avión presentaría un gran número de impactos característicos en forma de mariposa, ya que uno de cada cuatro de los 7.000 fragmentos del misil tiene doble perfil con una energía cinética máxima", informó Nóvikov.

El consorcio Almaz-Antéi está dispuesto a entregar a la comisión holandesa los resultados de su investigación. "Hemos recogido una gran cantidad de datos. Hoy hemos presentado solo una pequeña parte de ellos, así que estamos dispuestos a pasarlos a la comisión internacional que investiga la catástrofe o l tribunal europeo". Yan Nóvikov confirmó que los expertos del consorcio tenían prisa para obtener los resultados de su investigación el 13 de octubre, fecha de la publicación del informa holandés.

Más información