Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia asegura que ha atacado el bastión del Estado Islámico en Siria

El Ministerio de Defensa afirma que ha destruido un campo de entrenamiento en Raqqa

Un hombre entre ruinas en la ciudad de Latamneh, atacada por Rusia el miércoles.
Un hombre entre ruinas en la ciudad de Latamneh, atacada por Rusia el miércoles. REUTERS

El Ministerio de Defensa ruso ha asegurado que el jueves bombardeó la provincia de Raqa, bastión del Estado Islámico en Siria y ha destruido infraestructuras de entrenamiento de los yihadistas. Se trata del primer ataque de Moscú a lo que se considera la capital del autodenominado califato. Según ha indicado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, al menos 12 milicianos de este grupo yihadista han muerto en Raqa debido a los ataques aéreos de Moscú.

Los bombardeos rusos también tuvieron como objetivo el Ejército de la Conquista, la coalición islamista más poderosa en la lucha contra el régimen de Bachar el Asad en el noroeste del país, ha informado una fuente de seguridad sobre el terreno.

El Ministerio de Defensa ruso confirmó que el jueves atacaron las provincias de Alepo, Idlib y Hama. Según ha indicado, aviones Su-34 destruyeron "un campo de entrenamiento del grupo yihadista cerca del pueblo de Maadan Jadid", a 70 kilómetros al este de la ciudad de Raqa, y un "puesto de mando camuflado en Kasrat Faraj, al suroeste".

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos ha precisado que en esos ataques murió una docena de milicianos del Estado Islámico. "La pasada noche, los ataques de Rusia en el borde occidental de la ciudad de Raqa y cerca del aeropuerto militar de Tabqa mataron a 12 yihadistas del Estado Islámico", ha afirmado este viernes Rahmi Abdel Rahman, jefe de esta organización. Sus cuerpos fueron trasladados al hospital de la provincia, ha indicado.

Rusia asegura que ha atacado el bastión del Estado Islámico en Siria

Activistas y ciudadanos de Raqa han afirmado que el Estado Islámico ha cancelado las oraciones del viernes y ha vaciado las mezquitas, ya que temen más ataques rusos. "La población está muy asustada, especialmente si los rusos van a actuar como los aviones del régimen [de Bachar el Asad], atacando a civiles", ha dicho a la agencia France Presse el activista Abu Mohammed, que procede de Raqa. Ha asegurado que la población prefiere quedarse en casa, y que el Estado Islámico "ha comenzado a aplicar un plan para cortar la electricidad en determinadas áreas de la ciudad sobrevoladas por aviones". 

Moscú ha afirmado este viernes que sus aviones de combate realizaron 18 incursiones contra 12 posiciones del Estado Islámico en Siria desde el jueves. El Ministerio de Defensa aseguró que los ataques destruyeron "un puesto de mando y un centro de comunicaciones del grupo yihadista en Daret Ezza, al norte de la provincia de Alepo, y "destruyeron completamente" bunkers y depósitos de armas en Maaret al-Numan y Habeet, al noroeste de la provincia de Idlib. Los ataques también golpearon "un puesto de mando" del Estado Islámico en Kafr Zeita, en la provincia de Hama.

De acuerdo al Observatorio Sirio de Derechos Humanos, el Estado Islámico no controla ninguna de estas áreas. Kafr Zeita está en manos de rebeldes islamistas, mientras que Idlib y Alepo están en manos del Frente Al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, un grupo yihadista rival del Estado Islámico.

Abdel Rahman ha afirmado que siete civiles, entre ellos dos niños, murieron el jueves durante los ataques aéreos de Rusia en la provincia de Idlib. Según distintas fuentes militares y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Moscú ha continuado sus bombardeos en distintas provincias sirias este viernes.

Una fuente de seguridad ha indicado que "aviones rusos han perpetrado varios ataques contra posiciones militares y centros de mando del Ejército de la Conquista en Jisr al-Shughur y Jabal al-Zawiya en Idlib". El Ejército de la Conquista se enfrenta tanto al Estado Islámico como al régimen de Bachar el Asad. Encabezado por el Frente Al Nusra, controla toda la provincia de Idlib y ha avanzado en el bastión de El Asad, la provincia de Latakia.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos ha informado de que Rusia ha lanzado cuatro ataques contra Jabal al-Zawiya. Según ha asegurado, los ataques de Moscú a Khan Sheikhun, en la provincia de Idlib, han matado a dos milicianos del Frente Al Nusra, y Rusia también ha atacado Latamina, en la provincia de Hama.

Una fuente del Ejército sirio ha indicado que este viernes Rusia ha atacado Al-Qaryatain, un pueblo cristiano en la provincia de Homs que cayó en manos del Estado Islámico el 5 de agosto.

También este viernes, el Estado islámico lanzó un fuerte ataque contra la ciudad de Deir Ezzor, en el este de Siria, y el aeropuerto militar que se encuentra en las proximidades, ha informado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. El Estado Islámico controla la mayor parte de la provincia de Deir Ezzor y parte de la ciudad, pero durante meses ha intentado controlar por completo la capital provincial.

El último episodio de violencia se ha desarrollado cuando crecen las preocupaciones por el hecho de que Rusia se esté concentrando en grupos que se oponen al régimen de El Asad, en lugar de centrarse específicamente en el Estado Islámico. Moscú insiste en que su objetivo es el Estado Islámico y "otros grupos terroristas".