Detenidos 10 directivos de la empresa por la explosión de Tianjin

La lluvia perjudica la limpieza de sustancias peligrosas

Foto: reuters_live | Vídeo: Reuters-Live

Mientras Tianjin homenajeaba este martes a sus muertos al cumplirse una semana de las explosiones en las que fallecieron al menos 114 personas —otras 57 siguen desaparecidas— el régimen chino intensifica la búsqueda de culpables. El órgano disciplinario del Partido Comunista anunció una investigación contra el director de la Administración Estatal de la Seguridad Laboral, Yang Dongjiang. Diez directivos de Ruihai International Logistics, propietaria del almacén siniestrado, que hasta junio carecía de permisos para materiales tóxicos, han sido detenidos.

Yang es sospechoso de “violaciones graves de la disciplina y de la ley”, un eufemismo que el Partido suele emplear para referirse a casos de corrupción. En los últimos días, la prensa independiente china había apuntado a posibles conexiones políticas entre los responsables de Ruihai y altos funcionarios. Pero no fue hasta este martes cuando el Diario del Pueblo, el periódico oficial del Partido Comunista, desveló los arrestos.

Aunque la Comisión Central para la Investigación de la Disciplina no ha apuntado directamente a una vinculación del caso de Yang con las explosiones, este alto funcionario trabajó en Tianjin durante 18 años y llegó a ser teniente de alcalde antes de ser nombrado al frente de la Administración de Seguridad Laboral en 2012. El lunes participó en una reunión del Gobierno sobre los trabajos de emergencia en el puerto, según la agencia oficial Xinhua.

Xinhua publicó este martes que Ruihai, fundada hace cuatro años, solo obtuvo la licencia para manejar sustancias peligrosas hace dos meses. Entre octubre de 2014 y junio de 2015, a lo largo de ocho meses completos, careció de los permisos necesarios pero manejó los productos tóxicos igualmente.

Acosado por una opinión pública indignada y deseoso de desvincular al régimen chino de responsabilidad en una de las peores tragedias industriales de la historia reciente china, el Consejo de Estado (el Ejecutivo chino) ha anunciado la apertura de una investigación sobre lo ocurrido en Tianjin. Al cargo estará el viceministro de Seguridad Pública, Yang Huanning. El fin de semana, la Fiscalía General ya había anunciado una pesquisa sobre posibles irregularidades en el sector público que hicieran posibles las explosiones.

En la zona del parque industrial de Binhai, en el puerto de Tianjin, continuaban las tareas de limpieza para retirar las sustancias peligrosas que se encontraban en el almacén. La lluvia, que según los pronósticos meteorológicos continuará hasta el jueves, vino a complicar las tareas.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Niveles de cianuro

Los contenedores de Ruihai almacenaban cerca de 700 toneladas de cianuro de sodio, una sustancia enormemente tóxica si se ingiere o se inhala. El temor es que la lluvia pueda dispersar más esta sustancia. Aunque las autoridades municipales insisten en que el agua y el aire no muestran concentraciones peligrosas, ocho puntos de control de agua, todos dentro de la zona acordonada después de la explosión, tenían el lunes niveles excesivos de cianuro. En otros 21 puntos, de un total de 40, se detectaron trazas.

La lluvia suscita también la preocupación de que al evaporarse pueda dispersar alguna sustancia nociva en el aire; o incluso causar reacción con alguno de los productos tóxicos aún presentes en la zona. Como medida de precaución y para evitar filtraciones dañinas se ha construido un muro de tierra en el perímetro de los 100.000 metros cuadrados (como algo más de 15 campos de fútbol) que forman la zona más peligrosa. También se han vaciado depósitos y tuberías para recoger el agua.

Más información
El Gobierno chino trata de aplacar las críticas por la gestión de Tianjin
China endurece la censura por temor a protestas por Tianjin
El cómo y por qué de la explosión en Tianjin, una incógnita
Un vecino: “Hubo una nube, como una bomba atómica”

El Ministerio de Seguridad Pública confirmó que el almacén contenía al menos 3.000 toneladas de unos 40 productos químicos peligrosos, aunque todavía no se han podido determinar las cantidades concretas. La agencia Xinhua ha indicado que hay discrepancias en los registros de la empresa acerca de la categoría y la cantidad de sustancias peligrosas que se guardaban en el almacén, de 46.000 metros cuadrados.

Un alto cargo de los servicios medioambientales del Ayuntamiento de Tianjin, Bao Jingling, advirtió en una rueda de prensa a los residentes contra la exposición a la lluvia. Si el polvo de cianuro se mezcla con agua, puede causar la formación de cianuro de hidrógeno, una sustancia incolora y mortal, que se ha empleado en las ejecuciones de reos en Estados Unidos. Aquellos vecinos en la zona de la explosión que regresen a sus viviendas para recoger efectos personales deben tener especial cuidado en no tocar partículas de polvo. “En particular, eviten verter agua”, instó Bao.

Cerca de 6.500 personas, residentes en las inmediaciones de la explosión, han tenido que ser realojadas. Centenares de ellas reclaman compensaciones y que el Gobierno recompre esas viviendas.

Las autoridades municipales han explicado que tratan de establecer diferentes categorías entre los afectados para compensarles de acuerdo con sus daños y que tratarán de indemnizarles “lo más rápido posible”, informa Efe.

Sobre la firma

Macarena Vidal Liy

Es la corresponsal de EL PAÍS en Asia. Previamente trabajó en la agencia EFE, donde ha sido delegada en Pekín, corresponsal ante la Casa Blanca y en el Reino Unido. También ha cubierto conflictos en Bosnia-Herzegovina y Oriente Medio como enviada especial. Es licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS