Polémica en Francia por un homenaje a Tel Aviv

Un homenaje a la ciudad en París indigna a defensores de los derechos humanos

Dos policías, ayer en la playa artificial de París.
Dos policías, ayer en la playa artificial de París. PASCAL ROSSIGNOL / REUTERS

Una jornada de homenaje a Tel Aviv, prevista para este jueves en la playa artificial de París, está en el epicentro de una auténtica tormenta política en Francia, que ha logrado poner contra las cuerdas al Ayuntamiento de París y a su alcaldesa, Anne Hidalgo, principal responsable de la iniciativa.

La idea consistía en trasladar a la orilla del Sena el espíritu hedonista de las 16 playas de la ciudad israelí sobre el arenal artificial que París instala cada verano en el Sena. Pero lo que parecía una propuesta inofensiva para la promoción cultural de Tel Aviv y el diálogo por la paz en Oriente Próximo ha sido interpretada, por voces de la izquierda y asociaciones propalestinas, como un visto bueno inequívoco a la política del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Desde hace 13 años, el Ayuntamiento cierra la circulación en la ribera derecha del Sena durante parte de julio y agosto para ceder el lugar a actividades deportivas y de ocio, que constituyen una especie de oasis artificial para los parisienses que no se van de vacaciones. Desde hace algunas ediciones, París invita también a una ciudad extranjera, honor que recayó en Tel Aviv tras el viaje de un grupo de concejales parisinos a Israel durante el que se acordó esta jornada.

Movilización policial

La polémica estalló el fin de semana, cuando la concejala Danielle Simonnet, del Partido de izquierda exigió a Hidalgo que suspendiera la actividad. “Es una bonita operación de comunicación servida en bandeja al Gobierno israelí”. “No podemos pensar que existe una burbuja en Tel Aviv donde se celebra la dolce vita, la playa, los DJ y los mojitos, sin preocuparse por lo que sucede alrededor”, reiteró este miércoles el líder del partido, Eric Coquerel.

Hidalgo, que se ha negado a suspender el acto, justificó este miércoles su celebración en una tribuna en Le Monde. “Tratándose de la primera ciudad de oposición en Israel, sería entre grotesco y contraproducente. Uno puede condenar la política del Gobierno de Netanyahu sin castigar a la población israelí y a nosotros mismos, rechazando todo intercambio que permita aprende a conocernos”, dijo.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Las autoridades han reforzado el dispositivo de seguridad y han movilizado hasta 500 policías y gendarmes. Mientras, las asociaciones proisraelíes se han citado en la zona para apoyar la iniciativa. Una decena de organizaciones que defienden los intereses de los palestinos han convocado a pocos metros una operación rival, bautizada Gaza Plage.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50