Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El primer ministro británico Edward Heath, investigado por pederastia

El exlíder de los tories, fallecido, en las pesquisas de una trama de abusos en los 70 y 80

El ex primer ministro británico Edward Heath, en una imagen de 2002.
El ex primer ministro británico Edward Heath, en una imagen de 2002. REUTERS

La policía británica está investigando si el ex primer ministro conservador Edward Heath, ya fallecido, participó en una red de pederastia de menores que implicó a figuras poderosas de la política, el Ejército y el ámbito social. En un Reino Unido ya de por sí conmocionado ante las recientes revelaciones sobre un aluvión de casos de abusos de menores, cometidos en el pasado con toda impunidad, la inclusión del antiguo jefe de gobierno como sospechoso ha caído como una bomba en pleno receso estival en la política.

El ex líder del Partido Conservador británico, que llevó las riendas del Gobierno entre 1970 y 1974, residió durante la última etapa de su vida en Salisbury (condado de Wiltshie) hasta su muerte, hace una década, a los 89 años. Precisamente una investigación sobre el comportamiento de la policía en este condado del sur de Inglaterra, que en los años noventa del siglo pasado habría desestimado las acusaciones de abuso de menores contra sir Edward, fue el hilo que tiró de la madeja del caso. Un detective retirado ha confirmado que los agentes abandonaron sus pesquisas en cuanto afloró el nombre de tan prominente figura.

Edward Heath (1926-2005) asumió el liderazgo de los tories hace 50 años y, tras su gestión como primer ministro, durante la cual el Reino Unido ingresó en la entonces Comunidad Económica Europea, lo acabó perdiendo a manos de una política emergente llamada Margaret Thatcher. Nunca perdonó la afrenta a la rival dentro del partido, y por eso se negó a participar como ministro en los sucesivos Gobiernos de la Dama de Hierro.

Su nombre aparece ahora implicado en una trama de abusos de menores que investigan los agentes de la llamada Operación Midland. Se trataría de una supuesta red que operó en Londres y en el sur de Inglaterra en los años setenta y ochenta del pasado siglo, facilitando a políticos, mandos militares e incluso miembros de las agencias policiales el acceso a niños y jóvenes para sus actividades sexuales.

La operación es sólo una de las numerosas puestas en marcha por la policía desde que el escándalo que destapó a uno de los presentadores estrella de la BBC, Jimmy Savile, como un depredador sexual en serie salió a la luz unos meses después de su muerte, en 2011. Un millar y medio de personajes de relevancia pública han sido identificados desde entonces por los detectives que integran las investigaciones.

La policía hizo este martes un llamamiento público conminando a supuestas víctimas de Heath a prestar testimonio, sobre todo en el ámbito de la localidad de Salisbury, donde residió a lo largo de tantos años. La fundación caritativa que lleva el nombre del difunto político, y que gestiona el museo ubicado en su antigua casa de Salisbury (Arundell), se ha mostrado dispuesta a cooperar con los investigadores para “limpiar el nombre” de quien fuera parlamentario británico a lo largo de más de medio siglo.