Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Malasia pide a países del Índico que avisen de posibles restos del MH370

Hallado otro posible resto del Boeing 777 desparecido en la isla Reunión

Varios policías inspeccionan un objeto metálico hallado en la playa de Saint-Denis, en la isla de Reunion, el 2 de agosto.
Varios policías inspeccionan un objeto metálico hallado en la playa de Saint-Denis, en la isla de Reunion, el 2 de agosto. AFP

Los investigadores en isla Reunión han encontrado este domingo varios "objetos metálicos" que se examinarán para determinar si proceden de un avión. Los restos se han hallado en las costas de la isla, situada en el oeste del Índico, cerca de donde hace cuatro días unos operarios que limpiaban la playa encontraron un alerón perteneciente a un Boeing 777, el mismo modelo de avión que transportó a los 239 pasajeros del MH370 de Malaysia Airlines, desparecido sin rastro desde hace 16 meses.

La Gendarmería de este territorio de ultramar francés custodia los objetos. Uno de ellos mide unos 100 centímetros cuadrados, cuenta con un mango parcialmente cubierto de cuero y lleva inscritos dos ideogramas, según informa la agencia France Presse. La fuente, sin embargo, subrayó que por el momento "nada indica" que se trate de piezas que proceden de una aeronave. Estos nuevos descubrimientos, junto a los restos de una maleta en muy mal estado y dos botellas con etiquetado en indonesio y chino, serán analizados por los expertos desplazados hasta la isla para determinar si tienen relación alguna con el aparato desaparecido.

El hallazgo de una pieza que resultó ser de un Boeing 777 es la primera prueba tangible que demostraría que el MH370 acabó estrellándose en el sur del océano Índico, lo que está en línea con la versión oficial. El vuelo MH370 es el único Boeing 777 que se ha perdido en el Índico. Hasta ahora las tareas de búsqueda se han realizado en una zona a unos 2.000 kilómetros de la costa oeste de Australia -y a casi 4.000 kilómetros de la isla de Reunión- basándose en cálculos de los datos que recogieron varios radares militares y el satélite Inmarsat, que detectó el aparato desviándose hacia el sur en su ruta desde Kuala Lumpur a Pekín. Voló hasta siete horas y media después del despegue, mucho más tiempo de lo que habría tardado a llegar a la capital china.

El alerón, de dos metros de largo, ha sido transportado hasta una unidad especializada del Ministerio de Defensa francés cerca de la ciudad de Toulouse, donde a partir del miércoles los técnicos empezarán los trabajos para verificar si pertenece o no al vuelo de Malaysia Airlines. Su estudio también podría determinar si la nave estalló en el aire o se rompió al impactar contra el mar. Además de los técnicos franceses, representantes de Malasia, Estados Unidos y China participarán en las pesquisas.

Una vez confirmado que la primera pieza encontrada es del mismo modelo que el aparato que se perdió, Malasia ha anunciado que pedirá la colaboración de todos los territorios cercanos a Reunión para que estén atentos y avisen en caso de encontrar restos sospechosos de pertenecer a un avión. Las islas Mauricio y, más lejos, Madagascar, Maldivas y Seychelles son los que podrían recibir la llamada.

Más información