Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Malasia confirma que la pieza hallada pertenece a un Boeing 777

Australia ve "cada vez más seguro" que el alerón proceda del avión perdido hace 16 meses

Las autoridades malasias confirmaron este viernes que la pieza que se encontró hace pocos días en una isla remota pertenece a un Boeing 777, el mismo modelo de avión del vuelo MH370 de Malaysia Airlines que desapareció sin rastro con 239 personas a bordo. "El trozo de ala hallado el miércoles en la isla de La Reunión es de un Boeing 777", declaró el viceministro de Transporte del país asiático, Abdul Aziz Kaprawi, basándose en el número de serie del fragmento.

Aunque aún no se ha confirmado si los restos pertenecen al malogrado aparato, las autoridades de los países implicados en su búsqueda están cada vez más convencidas de que así será. “Yo creo que nos estamos acercando hacia la resolución del misterio del MH370. Esta podría ser la prueba definitiva de que el avión cayó en el océano Índico”, afirmó Kaprawi a la agencia France Presse. Australia, que ha liderado las operaciones de rastreo durante los últimos 16 meses, insiste en que la pieza se ha encontrado en una ubicación que concuerda con los cálculos de los expertos sobre el área aproximada donde supuestamente se estrelló el avión. Hasta ahora ni siquiera había la certeza de que se estuviera buscando en el lugar adecuado. El ministro australiano de Transportes, Warren Truss, aseguró sin embargo que aunque se confirme que el alerón forma parte del avión siniestrado, su hallazgo "no contribuirá mucho a saber dónde se encuentra el aparato en el presente".

La pieza, que se ha trasladado a la ciudad francesa de Toulouse para ser examinada por los técnicos del la Oficina de Investigación y Análisis (BEA), supone un avance significativo para esclarecer qué pasó con la nave. Se espera que los técnicos franceses determinen el origen de la pieza durante la semana que viene. Sin embargo, el hecho de que el avión de Malaysia Airlines fuera el único Boeing 777 que se ha estrellado en el océano Índico dejaría poco espacio a otras hipótesis.

Los técnicos también están estudiando otros objetos hallados en isla Reunión -un territorio de ultramar francés en el este del Índico-, como un fragmento de maleta muy dañado y dos botellas: un producto de limpieza indonesio y una botella de agua con el etiquetado en chino. La gran mayoría de los pasajeros del vuelo que cubría la ruta entre Kuala Lumpur y Pekín eran de esta última nacionalidad.

Si bien la verificación de que el alerón forma parte del aparato que desapareció confirmaría la teoría de que acabó estrellándose en el Índico, su hallazgo no despejaría las numerosas incógnitas que rodean el suceso. La madrugada del 6 de marzo del año pasado, el avión despegó con total normalidad, salió del espacio aéreo malasio y su capitán se despidió de forma rutinaria con un “Buenas noches, Malaysian 370”. La nave nunca llegó a entrar en el espacio aéreo vietnamita y la torre de control perdió su posición. Alguien de a bordo desconectó los sistemas de comunicación y el aparato cambió de rumbo, cruzó de nuevo la península de Malasia y se dirigió hasta el Índico sur, rumbo a la Antártida, hasta que se quedó sin combustible.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >