Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Schulz alerta de que si Grecia vota ‘no’ deberá introducir otra moneda

El jefe de la Eurocámara se pregunta cómo pagará Atenas las pensiones si triunfa el 'no'

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, y el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, en una cumbre en Bruselas el pasado 25 de junio.
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, y el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, en una cumbre en Bruselas el pasado 25 de junio.

El mismo día en el que los griegos votan en el referéndum que marcará su relación futura con la eurozona, el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, ha lanzado un mensaje claro a favor del . “¿Seguirá Grecia en el euro tras el referéndum? Seguro que sí, pero si votan no tendrán que introducir otra moneda, porque el euro ya no estará disponible como medio de pago. ¿Y cómo pretende pagar las pensiones o los salarios?”, ha dicho el socialdemócrata alemán en una entrevista con la radio pública Deutschlandfunk grabada el pasado jueves y emitida el domingo por la mañana.

Dentro de la defensa del en el referéndum, los políticos de los dos grandes partidos alemanes han mantenido distintos matices esta semana sobre las posibles consecuencias que podría tener un no griego. Cuando la canciller Angela Merkel y su número dos en el Gobierno y líder socialdemócrata, Sigmar Gabriel, comparecieron, juntos el pasado lunes, se repartieron los papeles. Gabriel fue el más directo de los dos al decir directamente que la victoria del no supondría “una clara decisión en contra de la permanencia en la eurozona”. A su lado, Merkel no quiso ser tan rotunda para no influir en “el orgulloso pueblo griego”, pero sí alertó de las consecuencias que podría tener un resultado negativo en la consulta del domingo. El ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, diría un día más tarde a sus parlamentarios que un no griego no significaba necesariamente una salida de la eurozona.

Schulz interviene el mismo día de la consulta con uno de los avisos más claros que han lanzado los políticos alemanes. El presidente de la Eurocámara sostiene que los griegos deben decidir hoy si tienen futuro en el euro, y que un no supondría retirar cualquier base para futuras negociaciones para una ayuda financiera que la economía helena necesita desesperadamente. “En el momento en el que un país introdujera una nueva moneda, saldría automáticamente de la eurozona. Estos son elementos que me hacen confiar en que la gente hoy vote por el ”, continúa.

En anteriores intervenciones, Schulz ya había insinuado que una salida de Grecia de la eurozona implicaría también el abandono de la UE. “Salir de la eurozona y no pagar las deudas. Pero al mismo tiempo confiar en que la UE seguirá destinando sus recursos presupuestarios. Eso no puede ser”, dijo el mes pasado en una entrevista al Frankfurter Allgemeine.

Más información