Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los talibanes atacan el Parlamento de Afganistán

Dos muertos y al menos 30 heridos tras el atentado con el que empezó el ataque en Kabul

Fuerzas de seguridad en los exteriores del Parlamento afgano.

Al menos dos personas murieron —una mujer y un menor— y otras 30 resultaron heridas este lunes en un ataque de los talibanes contra el Parlamento afgano. Uno de los rebeldes, según la policía de Kabul, hizo estallar un coche lleno de explosivos en una de las puertas del edificio, mientras los diputados estaban celebrando una sesión sobre temas de defensa. Justo después de la explosión, un grupo de insurgentes entró en un edificio cercano al Parlamento disparando contra las fuerzas de seguridad que protegían el complejo público. Los siete rebeldes fueron abatidos en el tiroteo, según aseguró la policía afgana.

Los combates se han acentuado en Afganistán desde la salida de la mayoría de las fuerzas extranjeras del país, a finales de 2014, después de 13 años de conflicto. Una fuerza de alrededor de 12.500 militares permanece en Afganistán bajo la égida de la OTAN. Los insurgentes presionan para hacerse con territorio, y en los últimos días han logrado el control de dos distritos en la provincia de Kunduz (Dasht-e-Archi y Chardara), en el norte del país.

Debate sobre defensa

El ataque de este lunes, que fue inmediatamente reivindicado por los talibanes, comenzó cuando los diputados estaban reunidos para votar el nombramiento del nuevo ministro de Defensa, Masoom Stanikzai. Afganistán ha permanecido diez meses —desde que se formó la coalición de Gobierno de Ashraf Ghani— sin un titular ratificado para esta cartera clave. Stanikzai es la tercera elección para el puesto; los otros candidatos han sido rechazados por el Parlamento, que debe votar los nombramientos.

“De repente escuchamos una fortísima explosión y en el espacio de unos segundos la sala se llenó de humo y los diputados empezamos a salir rápidamente del edificio”, explicó el parlamentario Mohammed Reza Khoshak. La explosión provocó un socavón de unos seis metros y rompió los cristales de muchos de los edificios cercanos.

Los servicios de seguridad afganos han abierto una investigación para determinar cómo lograron traspasar los talibanes los controles de seguridad para colocar el coche con explosivos a las puertas del Parlamento.

El presidente Ghani condenó el ataque y en un comunicado declaró que este tipo de acciones “terroristas” durante el mes sagrado del Ramadán son un acto contra el islam.