Evacuada la sala de prensa de la Casa Blanca por una amenaza de bomba

Una amenaza de bomba lleva a desalojar media hora a los periodistas

La rutina de la rueda de prensa diaria del portavoz de la Casa Blanca quedó este martes alterada por una falsa amenaza de bomba. La sala de prensa fue evacuada durante unos 30 minutos después de que la policía local de Washington recibiera una llamada sobre una supuesta bomba en esa sala. Los periodistas fueron trasladados a un auditorio en un edificio gubernamental anexo, pero el presidente Barack Obama permaneció en la Casa Blanca.

El desalojo tuvo lugar precisamente cuando el portavoz presidencial, Josh Earnest, estaba respondiendo una pregunta sobre amenazas de ciberseguridad. Agentes del Servicio Secreto entraron en la sala y uno de ellos dijo: “Tenemos que evacuar”, ante la mirada atónita de Earnest y los congregados. También fueron desalojados el jardín frontal de la residencia, ubicada en pleno centro de Washington, y el tramo peatonal en el exterior.

Personal de seguridad y perros supervisaron la sala de prensa, que tiene unos cuarenta asientos, y no hallaron nada sospechoso. La rueda de prensa de Earnest se reanudó a los tres cuartos de hora. Y el desalojo fue el asunto dominante. Los periodistas interpelaron al portavoz por qué Obama no había sido evacuado cuando el Despacho Oval está ubicado a escasos metros de la sala de prensa, en el Ala Oeste de la Casa Blanca. Su respuesta fue que no se consideró que estuviera en peligro dado que la amenaza iba dirigida a la sala de prensa.

La evacuación tuvo lugar horas después de que un edificio del Senado fuese desalojado temporalmente ante la presencia de un paquete sospechoso

Las redes sociales se llenaron de anécdotas y fotografías de los periodistas que estaban en la sala. La rueda de prensa del portavoz es un ritual en sí mismo. Cualquier periodista acreditado en Washington puede solicitar asistir, pero los presentes suelen ser siempre los mismos: la comitiva que cubre todos los pasos de Obama. Cada medio de comunicación tiene designado su asiento según su importancia y la competencia entre algunos periodistas es intensa: versa desde conseguir que el portavoz te dé antes la pregunta hasta que ría tu broma.

La evacuación tuvo lugar horas después de que el edificio Dirksen del Senado también fuese desalojado ante la presencia de un paquete sospechoso y haber recibido dos amenazas de bomba. Los equipos de seguridad no hallaron ningún artefacto.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS