Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bélgica detiene a 16 sospechosos en una operación antiyihadista

La operación ha tenido lugar en seis ciudades y tenía como objetivo a radicales chechenos

Simpatizantes del grupo radical Sharia4Belgium, desarticulado por la policía belga hace dos años.
Simpatizantes del grupo radical Sharia4Belgium, desarticulado por la policía belga hace dos años. AFP

Se multiplican las operaciones antiterroristas en una de las cunas del yihadismo europeo, Bélgica. Las fuerzas de seguridad belgas han detenido hoy a 16 personas en 21 registros realizados simultáneamente en seis ciudades en el marco de dos investigaciones de lucha contra el terrorismo dirigidas contra yihadistas chechenos, según ha informado la policía federal. Bélgica ya condenó en febrero a 45 yihadistas por terrorismo, por reclutar a jóvenes para la lucha armada y organizar su partida hacia Siria. Esa batalla sigue: la policía ha actuado hoy en Ostende (en la costa belga), Lovaina, Bredene, Amberes, Jabbeke y Namur, y ha encontrado indicios relativo a planes para un ataque terrorista en Bélgica. Este país lidera el ranking europeo de yihadistas extranjeros, en relación con su población, con alrededor de 440 entre Siria e Irak.

Las primeras informaciones al respecto hablan de dos células terroristas que habrían entrado en contacto, según el diario Le Soir. El primer ministro belga, Charles Michel, se ha felicitado por el trabajo policial y ha mostrado “la determinación de Bélgica” –un país escasamente preocupado por su seguridad hasta la llegada del fenómenos yihadista—“en la lucha contra el terrorismo”. “La lucha contra el extremismo violento es una de las prioridades absolutas del Gobierno”, ha asegurado el ministro del Interior, Jan Jambon, que ha prometido esfuerzos suplementarios para poner en marcha unidades especiales contra el terrorismo.

El país ha sido en los últimos años uno de los grandes focos de yihadismo en el continente a través de la organización Sharia4Belgium, que se dedicaba a captar a ciudadanos belgas para luchar en Siria o Irak. Sharia4Belgium desapareció hace un par de años, pero el yihadismo checheno la ha sustituido. Alrededor del 6% de los belgas son de origen musulmán, generalmente inmigrantes de segunda o tercera generación con problemas de identidad agravados al confluir con otros factores. Desde mediados de enero, el Ejército vigila de forma excepcional instituciones públicas y otros lugares del país.