Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
François Molins | Fiscal jefe de París y responsable antiterrorista

“El nivel de alerta terrorista nunca ha sido tan alto”

El experto alerta de que la inteligencia francesa sigue la pista a 400 combatientes en activo retornados de Siria e Irak

François Molins, fiscal jefe de París.
François Molins, fiscal jefe de París.

Como fiscal de la República de París, François Molins (Banyuls-dels-Aspres, 1953) es el responsable de las investigaciones sobre los principales atentados terroristas en Francia, incluidos los ataques yihadistas de enero o las actividades de ETA. También interviene en las causas abiertas contra el expresidente Nicolas Sarkozy. En esta entrevista, realizada el viernes pasado en su despacho del Palacio de Justicia, afirma que “nunca ha sido tan alto” el nivel de la amenaza a la que se enfrenta Francia.

Pregunta. ¿Qué imagen le ha quedado más grabada de los ataques yihadistas de enero?

Respuesta. La visión de la sala donde se produjeron los crímenes en Charlie Hebdo. Estoy, habituado a ver escenas de asesinatos, pero en este caso el schock fue tremendo, con los cuerpos tiroteados... Y luego la sucesión de hechos: la muerte a tiros de una policía, el ataque a la revista, la localización de los hermanos Kouachi, el secuestro y asesinato múltiple en el Hiper Cacher… Entramos en un mecanismo infernal que parecía que no iba a detenerse.

P. ¿Creyó entonces, y quizás ahora también, que aquello solo era el inicio de una serie de ataques programados en Francia?

R. Sí, sí. Todo se inscribe en una estrategia de DAESH [Estado Islámico]. Su mensaje en vídeos y redes sociales es reiterativo: “Matad a los franceses; hay que atropellarlos, degollarlos… Todos los medios están permitidos”.

P. ¿Considera que el nivel de amenaza contra Francia es muy elevado?

R. Nunca ha sido tan alto. Y no hay ninguna razón para pensar que vaya a cambiar a corto plazo. Los servicios de seguridad siguen la pista de 1.733 personas que han optado por ir a Siria o Irak. Unos 400 son hoy combatientes activos.

P. ¿Y cuántos han regresado a Francia?

R. Pueden ser 200 o 300. Son el mayor peligro. Están bien entrenados y probablemente tienen proyectos terroristas individuales en Francia. Tenemos abiertas 120 causas judiciales, 179 imputados, otros 300 individuos implicados…

P. En el futuro puede haber más de un millar de excombatientes yihadistas en Francia.

R. Sí, incluso más. La cifra de los que viajan a Irak o Siria aumenta de forma alarmante. En los primeros meses de 2015 ha aumentado un 212% en relación con el mismo periodo del año pasado. Y en España el fenómeno es similar. Sobre todo en Cataluña, Ceuta y Melilla.

P. Familiares de los terroristas de enero huyeron previamente por España hacia Siria. ¿Es la vía más usada por los yihadistas franceses?

R. Sí. Sabemos que algunos yihadistas pasan por Barcelona y Madrid. Tenemos que estar muy vigilantes.

P. La colaboración con España se centra ahora en el yihadismo.

R. Es excelente, un modelo. A nivel policial y judicial. Y continúa la cooperación sobre ETA. Sigue habiendo detenidos etarras. Seguimos buscando armas. Y colaboramos sobre corrupción, crimen organizado…

P. Hace tres años que ETA no actúa.

R. ETA sigue siendo una organización terrorista que no ha entregado las armas y los explosivos que tiene, como lo demuestra el descubrimiento de las armas intervenidas la semana pasada en el País Vasco.

P. ¿Cuál es la diferencia entre el terrorista actual y el que hemos conocido hasta ahora?

R. Los terroristas de los ochenta o noventa estaban encuadrados en una organización, con una cadena de mando, unas células… Ahora nos enfrentamos a comportamientos individuales, aunque obedezcan consignas de sus organizaciones.

P. Manuel Valls ha dicho que este año se han evitado al menos cinco atentados. ¿Cuáles?

R. Una familia preparaba un atentado en Lyon. En Niza, se encontraron explosivos introducidos en latas de cola. Un individuo arrestado había escondido armas en un bosque en el norte del país. O el frustrado ataque contra una o dos iglesias en Villejuif…

P. ¿Dónde se radicalizan los yihadistas? ¿En prisión, en las mezquitas…?

R. Antes era en las mezquitas, pero ahora lo hacen a través de las redes sociales, en Internet. Es muy difícil controlarlo. La lucha será larga.

P. Un elevado porcentaje de yihadistas franceses proceden de familias no musulmanas.

R. Sí, son convertidos. Entre 20% y 22%. El porcentaje sube al 30% entre las mujeres. Detrás de todo esto se detecta un grave problema en la sociedad, de exclusión social, de integración, de supuestos guetos, como ha dicho el primer ministro…

P. La nueva ley antiterrorista da mucho poder a los servicios de espionaje sin control judicial.

R. La ley va a clarificar las cosas porque ahora no hay cobertura legal para esas acciones. Vamos a ser el último país en Europa en tener una ley así para los servicios secretos. Y con respecto a la intervención judicial, yo digo a mis colegas que hay tiempos diferentes: para los servicios secretos y para los procedimientos. La actuación de los servicios de información debe permanecer bajo secreto. El ciudadano tendrá más derechos que ahora porque con la ley podrá recurrir incluso al Consejo de Estado.

P. Que es un tribunal administrativo, no judicial.

R. Sí, pero el proyecto de ley asegura un control efectivo por un órgano independiente e imparcial, que es la comisión nacional de control de tratamiento de información, e institucionaliza el recurso del ciudadano ante la alta jurisdicción administrativa.

P. Usted dirige también la mayoría de investigaciones que afectan a Nicolas Sarkozy. Él ha dicho que "hay una instrumentalización de la justicia” contra él.

R. La justicia trabaja con total independencia e imparcialidad en esas investigaciones, que son conducidas por los jueces de instrucción. La justicia hace su trabajo sea cual sea la pertenencia política de los implicados. Lo demuestran los casos abiertos en el ámbito financiero. Y el Gobierno no puede dar instrucciones a la fiscalía desde una ley aprobada el 25 de julio de 2013.

P. ¿Puede haber algún juicio contra el señor Sarkozy en los próximos meses que complique o impida su carrera hacia el Elíseo?

R. Hay instrucciones en marcha, no concluidas, y es prematuro responder a esa pregunta.