Varoufakis ve “con esperanza” un próximo acuerdo con los socios

El ministro griego de Finanzas prepara en Madrid la reunión del Eurogrupo

Foto: atlas | Vídeo: afp / ATLAS

Con una breve declaración ante la prensa, y sin admitir preguntas pero sin perder ni un segundo la sonrisa, el ministro griego de Finanzas, Yanis Varoufakis, resumió de manera muy neutra el contenido de la reunión de trabajo que este viernes mantuvo en Madrid con su homólogo español, Luis de Guindos, con el que discutió “cuestiones técnicas” para las próximas semanas y, sobre todo, ante la crucial convocatoria del Eurogrupo del lunes, en la que ya parece descartada toda posibilidad de acuerdo. Con su visita a Madrid, Varoufakis ponía fin a una gira por capitales europeas que esta semana le ha llevado también a Bruselas, París y Roma. En paralelo, el primer ministro, Alexis Tsipras, y el vicepresidente, Yanis Dragasakis, han intensificado también los contactos con los acreedores y otros socios europeos, como la canciller Angela Merkel.

Más información
Grecia denuncia que el desacuerdo del FMI y la UE dificulta el pacto
Tsipras amaga con un referéndum si no hay acuerdo con el Eurogrupo
Tsipras relega a Varoufakis en la negociación con la UE
Draghi alerta a Grecia de que es urgente un acuerdo con la UE

Un día después de que el portavoz del Gobierno griego reiterara que hay unas líneas rojas que Atenas no va a cruzar —rebajas en salarios y pensiones y reforma del mercado laboral, fundamentalmente—, Varoufakis se mostró sin embargo esperanzado ante la posibilidad de cerrar un acuerdo próximamente, que “permita una nueva era de crecimiento en Grecia a partir de junio”, la fecha en que expira la prórroga de cuatro meses del segundo y por ahora último rescate, ya que no faltan voces que apuntan la posibilidad de un tercer paquete de ayuda hacia el verano. En la reunión técnica con De Guindos, celebrada en “el mismo clima de armonía” que, dijo, presidió sus contactos con sus homólogos de Francia, Italia y la UE, el ministro griego se refirió a la cita del Eurogrupo como “un paso más en la dirección correcta para la resolución de la crisis griega”. Fuentes del Eurogrupo, en cuyo seno se celebró este viernes una reunión del grupo técnico, señalaron que ha habido un “acercamiento significativo en varias áreas”, pero no un acuerdo completo en ninguno de los puntos de debate. Es más, la recontratación de 4.000 funcionarios —entre ellos, las limpiadoras del Ministerio de Economía cuya lucha se convirtió en símbolo de la resistencia a las políticas de austeridad, y que fueron recibidas el jueves en Atenas por el propio Tsipras— “no se ajusta al espíritu” de los compromisos asumidos por Grecia con sus socios del euro, aunque era una de las promesas electorales de Syriza, el partido de Tsipras.

Varoufakis no se pronunció este viernes sobre los principales escollos que se interponen entre las partes, pero sí señaló que el acuerdo que se logre para Grecia —que permitirá el desbloqueo del último tramo pendiente del rescate, 7.200 millones de euros vitales dada la acuciante falta de liquidez griega— contribuirá también a superar la fragmentación de la eurozona y a consolidar la Unión Monetaria, con perspectivas de prosperidad “tanto en el núcleo como la periferia”, sin diferencias “entre el norte, el sur, el este y el oeste”.

Pese a la conocida falta de química con De Guindos, Varoufakis, que teóricamente fue marginado de las negociaciones con los socios hace dos semanas aunque en la práctica sigue al frente de ellas, subrayó los intereses comunes que Grecia y España comparten dentro de la eurozona, en especial los relativos a la falta de liquidez y la necesidad de superar las divisiones entre los socios del euro.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS