Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un comité del Senado avanza la ley para revisar el pacto con Irán

Obama anuncia su respaldo al proyecto legislativo

El secretario de Estado de EE UU, John Kerry.
El secretario de Estado de EE UU, John Kerry. AFP

El comité de Relaciones Internacionales del Senado de Estados Unidos aprobó este martes un proyecto de ley que garantiza que el Congreso pueda revisar el acuerdo final entre el presidente Obama e Irán. El texto, que ha logrado el apoyo de ambos partidos y ha salido adelante con 19 votos a favor y ninguno en contra, deberá ser ratificado por el pleno del Senado.

Los senadores Ben Cardin, demócrata, y Bob Corker, republicano, acordaron en la mañana del martes -según avanzó The New York Times-, la modificación de dos artículos clave del texto legislativo: el presidente podría ordenar el levantamiento de sanciones contra Irán en un plazo de 30 días, en vez de los 60 que requería el Congreso para revisar el pacto, y éste quedaría sujeto al rechazo de Teherán al terrorismo, una condición inferior a la original, que exigía que el presidente de EE UU certificara que la república islámica no había apoyado ataques contra intereses norteamericanos.

El presidente del comité defendió que el texto cuenta con suficientes apoyos para un texto que contempla un período de revisión del pacto durante el que las sanciones seguirán en pie, la potestad del Congreso para apoyar o rechazar el pacto con Irán y la creación de un organismo a través del cual los legisladores puedan supervisar que Teherán cumple con su parte. Una de las enmiendas más controvertidas y que exigía que Obama certificara que Irán no respalda acciones terroristas contra intereses estadounidenses, no salió finalmente adelante.

A pesar de que no nos gustan algunas cosas, se han realizado suficientes cambios como para apoyarlo”, aseguró el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest

La Casa Blanca, por su parte, anunció poco antes de la votación que Obama apoyaría el “compromiso” alcanzado por los líderes del comité. “A pesar de que no nos gustan algunas cosas, se han realizado suficientes cambios como para apoyarlo”, aseguró el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest. La nueva versión del proyecto de ley garantizaría que el texto tenga suficientes votos en el pleno como para anular el veto de Obama. El mandatario había amenazado anteriormente con vetar “completamente” el texto en su versión original.

“Estamos involucrados en esto, tenemos que estarlo”, declaró antes de la votación Ben Cardin, uno de los artífices del pacto que facilitó los cambios al proyecto de ley. “Solo el Congreso puede cambiar o modificar permanentemente el régimen de sanciones”. “Hemos alcanzado un acuerdo que mantiene el proceso de revisión del Congreso absolutamente intacto”, aseguró Corker, presidente del comité de Relaciones Internacionales del Senado, y principal negociador republicano.

El avance de un texto que otorgue poder de control al Congreso -dominado por mayoría republicana en las dos Cámaras- podría dificultar el avance de las negociaciones, cuya próxima fecha límite para un acuerdo con Teherán es el 30 de junio.

“Obama ha dejado muy claro, y yo estoy de acuerdo, que el Congreso no tiene ninguna responsabilidad en aprobar el acuerdo, sino en revisarlo”, declaró Cardin. El líder demócrata del comité defendió que el texto que votó el Senado este martes respetaría esta intención. El senador Chuck Schumer, otro de los líderes demócratas, declaró tras la votación que “la relación con Israel siempre ha sido bipartidista” y se “alegra” de poder continuar esta tradición.

La iniciativa para condicionar cualquier acuerdo al dictamen del Congreso puede limitar el liderazgo del presidente ante sus interlocutores

Ante la creciente tensión por el voto en el comité, Earnest pidió a los legisladores que den “el tiempo y el espacio” necesarios a los negociadores estadounidenses e iraníes para terminar de dibujar el acuerdo final entre ambos países. El avance de las líneas maestras del pacto fue recibido con duras críticas de los republicanos. Su iniciativa para condicionar cualquier acuerdo al dictamen del Congreso -algo que discute el presidente Obama- puede limitar el liderazgo del presidente ante sus interlocutores.

El acuerdo entre ambos partidos abre la puerta a una primera votación para que el Congreso se pronuncie sobre el pacto con Irán. El proyecto de ley aprobado este martes debe ser respaldado ahora por el pleno del Senado y, en el caso de salir adelante, en un proceso que puede durar semanas, sería sometido a votación en la Cámara de Representantes.

El presidente Obama, con la ayuda del secretario de Estado John Kerry, dedicó buena parte del lunes a defender el acuerdo para la reducción del programa nuclear iraní ante los principales líderes judíos en EE UU.

Más información