Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE insta a que haya al menos dos personas en la cabina del avión

Bruselas emite esta recomendación en principio con carácter temporal

Tragedia aérea en Francia
Un avión de Germanwings, antes de despegar del aeropuerto de Barcelona. REUTERS

La Unión Europea ha adoptado ya la primera medida tras la colisión del avión de Germanwings. La Agencia Europea de Seguridad Aérea ha emitido hoy una recomendación para que en cada vuelo haya "al menos dos tripulantes, incluido como mínimo un piloto cualificado, en la cabina durante toda la duración del vuelo", según el comunicado divulgado esta tarde. Este órgano autónomo comunitario responde así a las voces que pedían introducir esta medida, similar a la que existe en Estados Unidos, para evitar que una sola persona pueda alterar deliberadamente la ruta del avión, como previsiblemente ocurrió con el copiloto Andreas Lubitz.

Tras establecer esa recomendación general, la agencia deja en manos de cada aerolínea el procedimiento aplicable si el piloto u otro miembro de la tripulación debe ausentarse de la cabina momentáneamente, aunque les sugiere que constituye una situación de riesgo: "Las aerolíneas deberían revaluar los riesgos de seguridad asociados al momento en que un tripulante abandone la cabina por necesidades operativas o físicas".

La medida también genera ambigüedad al contemplar que las aerolíneas puedan sustituir esta recomendación por "otras medidas correctoras equivalentes que aborden esos riesgos identificados en el análisis revisado del operador". Es decir, la decisión deja margen a que las compañías interpreten si pueden hacer frente a ese riesgo de la soledad del piloto de otro modo.

La recomendación se adopta, de momento, con carácter temporal. La agencia europea señala que se puede revisar este primer paso en función de los resultados que arroje la investigación del vuelo 4U9525.

Los expertos de la Comisión Europea han tratado en las últimas horas con los Estados miembros y la industria aeronáutica para ver si el siniestro del avión obligaba a modificar las medidas de seguridad. De momento ya se ha producido este primer cambio, que puede ser aplicado de inmediato. "Sobre otros aspectos, es demasiado pronto para decirlo. Estamos esperando tener más detalles de la investigación técnica de lo ocurrido”, aseguran fuentes comunitarias que piden anonimato.

La seguridad aérea tiene tres ámbitos de decisión. Hay normas internacionales, otras europeas y finalmente son los Estados miembros quienes supervisan el cumplimiento que hacen las aerolíneas de la regulación (aunque la UE revisa si esa supervisión es adecuada). La Agencia Europea de Seguridad Aérea, un órgano autónomo perteneciente a la UE, emite recomendaciones, pero solo son vinculantes para cuestiones de navegación aérea relativas a la fabricación de los aviones. Bruselas finalmente se ha decidido a usar esa vía, la de la recomendación, para instar a las aerolíneas a garantizar que al menos dos miembros de su tripulación permanecerán en todo momento en la cabina.

Hasta ahora la regulación aérea no contempla como obligación que el piloto tenga que estar en todo momento acompañado de otra persona de la tripulación. Sí resulta indispensable en las fases de despegue y aterrizaje, según los expertos comunitarios, pero para el resto del trayecto no constituye un requisito.

Las recomendaciones de la Agencia Europea de Seguridad Aérea no son de obligado cumplimiento, pero resulta difícil justificar por qué un país no se adhiere a ellas. Existe otra vía más directa, aunque plantea más demora. Se trata de aplicar un cambio legal en las normas de seguridad aérea, pero tendría que ser acordado por los Estados miembros y el Parlamento Europeo y la tramitación mínima oscilaría entre tres y seis meses. Tras lanzar una primera recomendación, los expertos evaluarán si es necesario además ese cambio legal.

Algunas aerolíneas ya se habían adelantado a estos posibles cambios ante la enorme repercusión de lo ocurrido con el avión de Germanwings. Lufthansa, Alitalia, Easyjet, Icelandair, Air Canada y la noruega Air Shuttle han anunciado que incluirán la obligación de tener al menos dos personas en la cabina. La brasileña TAM ya la aplicaba.

En cualquier caso, el Ejecutivo comunitario es reacio a legislar en caliente, como ocurrió también tras los atentados terroristas de París, y prefiere esperar a reunir más evidencias de que esos cambios son la respuesta adecuada a los problemas. Bruselas defiende el actual sistema de bloqueo de puertas y asegura que gracias a la norma internacional que permite blindar la cabina “los secuestros aéreos prácticamente han desaparecido”.

Menos avanzado está el análisis respecto al control psíquico y psicológico de los pilotos. Los expertos comunitarios aseguran que las normas europeas figuran entre las más estrictas en ese sentido y que si un piloto no es apto para volar no puede hacerlo. Bruselas recuerda que tanto en el primer examen de aptitud como en el control médico anual que deben pasar todos los pilotos se incluyen pruebas de salud mental.

Más información