Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos belgas detenidos cuando trataban de viajar a Siria para combatir con el EI

Los dos jóvenes, arrestados en el aeropuerto de Bruselas, habrían comprado billetes de último minuto vía Grecia

La alargada sombra del yihadismo sigue sacudiendo Bélgica. Con centenares de militares patrullando Bruselas y Amberes y tras un atentado fallido la semana pasada, abortado por la policía en una operación que terminó con la vida de dos supuestos terroristas, la Fiscalía ha anunciado este lunes la detención el pasado jueves de dos hombres de 19 y 35 años en el aeropuerto de Bruselas por tratar de viajar a Siria a través de Grecia para combatir con el Estado Islámico (EI). En el viaje, organizado en el último minuto, también iba a participar la esposa de un presunto yihadista que combate en Oriente Próximo.

Aunque la Fiscalía del país no ha querido establecer ningún vínculo entre estas dos detenciones y la célula yihadista desarticulada la semana pasada —que planificaba atentar contra la policía belga—, Grecia podría haberse convertido en un nuevo centro de operaciones para estos grupos extremistas. El sábado la policía helena detuvo a dos personas sobra las que, aunque en un principio fueron desvinculadas de los acontecimientos en Bélgica, la Fiscalía belga ha pedido este lunes una orden internacional de extradición. Según un portavoz de esta institución “hay suficientes elementos en el caso que justifican esta petición”.

Así lo ha reafirmado el ministro de Exteriores belga, Didier Reynders, este lunes en su comparecencia tras la cumbre de titulares europeos del ramo en Bruselas. “Es importante que el intercambio de información entre los Veintiocho y los acuerdos de extradición se incluyan en la hoja de ruta de la Unión”, ha asegurado Reynders tras una jornada de reuniones que ha tenido como eje central la lucha contra el terrorismo islamista. Además de los arrestados en Grecia, en estos momentos Bélgica espera el traslado de otras dos personas de origen belga detenidas en Francia la semana pasada.