Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Imágenes de satélite muestran la destrucción causada por Boko Haram

Amnistía Internacional y Human Rights Watch denuncian la "devastación" en dos aldeas

Arriba, la localidad de Baga antes del paso de Boko Haram. Además de las edificaciones, se aprecia, en rojo, la vegetación. Abajo, la ciudad, devastada.

Amnistía Internacional (AI) y Human Rights Watch (HRW) han publicado, por separado, varias imágenes por satélite que muestran la destrucción provocada por los recientes ataques de la secta radical Boko Haram en las poblaciones nigerianas de Baga y Doro Gowon, en el noreste del país, en los que murieron centenares de personas.

Las imágenes de antes y después de los ataques difundidas por ambas organizaciones revelan que al menos 3.700 estructuras, en su mayoría viviendas y pequeños comercios, fueron destruidas durante los ataques de la milicia islamista de los últimos diez días.

Amnistía Internacional estimó la semana pasada que el número de víctimas mortales en esta sangrienta ofensiva de Boko Haram podría alcanzar las 2.000 personas. El Gobierno de Nigeria sólo ha reconocido oficialmente el asesinato de 150.

"Estas imágenes muestran la devastación de proporciones catastróficas en ambas aldeas, una de las cuales (Doro Gowon), prácticamente ha sido barrida del mapa", denuncia el investigador de AI para Nigeria, Daniel Eyre.

Aunque todavía es pronto para ofrecer un recuento final de víctimas, Amnistía Internacional teme que se trate del ataque más letal y destructivo de Boko Haram, cuyo objetivo era la población civil, ya que no había presencia de las fuerzas de seguridad.

Por su parte, Human Rights Watch estima que, en el caso de Doro Gowon, los ataques de estos días han destruido casi el 60% de una aldea que, hasta hace poco, albergaba una base militar conjunta de varios países para luchar contra el crimen transnacional y, más recientemente, contra Boko Haram.

Sin embargo, la inestabilidad de la zona y los crecientes ataques del grupo islamista provocaron la retirada de todos los contingentes extranjeros, por lo que Boko Haram no encontró apenas resistencia cuando asaltó la población el pasado 3 de enero.

HRW también calcula que más de un 10% de Baga ha sido reducida a cenizas. No es la primera vez que Baga sufre un ataque de grandes proporciones pues, en abril de 2013, el Ejército nigeriano la arrasó después de que un grupo de milicianos de Boko Haram matara a un soldado en un atentado presuntamente lanzado desde la ciudad.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información