Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mitt Romney vuelve a “considerar” una candidatura a la Casa Blanca

El excandidato presidencial republicano, derrotado en 2012, anuncia que podría volver a intentarlo en 2016

Mitt Romney al admitir su derrota electoral en noviembre de 2012
Mitt Romney al admitir su derrota electoral en noviembre de 2012 AFP

Mitt Romney, el excandidato presidencial republicano derrotado en noviembre de 2012, estudia la posibilidad de aspirar una vez más —y sería el tercer intento— a la Casa Blanca en las elecciones de 2016, según ha revelado este viernes a un grupo de donantes de la formación política en la oposición.

“Todos los presentes pueden contarles a sus amigos que estoy considerando presentarme”, dijo Romney ante una treintena de potenciales donantes para su campaña durante un encuentro privado celebrado en Manhattan, informa el diario Politico, que cita a testigos.

The Wall Street Journal, que también adelanta las intenciones de Romney, señala que el exgobernador de Massachusetts no se ha puesto aún una fecha para anunciar su decisión final.

"Todos pueden contarles a sus amigos que estoy considerando presentarme", dijo Romney ante un grupo  de potenciales donantes

Pese a ello, con este primer gesto, Romney sigue los pasos del exgobernador de Florida Jeb Bush, quien hace un mes se convirtió en el primer republicano que hacía público su interés por la candidatura presidencial al anunciar que está “explorando” esta posibilidad. Desde entonces, el hijo y hermano de presidentes ha renunciado a todos sus puestos en juntas empresariales, otra clara señal de la seriedad de su “exploración”.

Según el Journal, la posibilidad de que Romney vuelva a tratar de llegar a la Casa Blanca —tras los fracasos en 2008, cuando no pasó de las primarias, y su derrota en las urnas ante el demócrata Barack Obama en 2012— ha tenido en vilo a muchos de los mayores donantes republicanos. De acuerdo con el rotativo, están a la espera de qué decide Romney antes de comprometerse con otros posibles candidatos conservadores.

Hace casi un año, Romney juraba y perjuraba que no volvería a intentarlo.

Sería el tercer intento para el republicano, que aspiró a la Casa Blanca en 2008, cuando no pasó de las primarias, y se enfrentó en 2012 a Barack Obama

“Oh, no, no, no. No, no, no, no, no. No, no, no”, replicó a una pregunta de The New York Times tras el estreno de Mitt, un documental sobre sus dos intentos presidenciales previos.

“La gente siempre es amable y me dice, ‘Oh, debería volver a intentarlo’. Pero no voy a volver a presentarme”, aseveró en esa ocasión, indicando que estaba dispuesto a apoyar a candidatos potenciales con “muchas más oportunidades”, entre los que citó al gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, el senador Paul Ryan y el propio Jeb Bush.

“No estoy en la carrera. No planeo presentarme a la carrera y no tengo nada nuevo sobre el tema”, reiteró Romney meses más tarde, el pasado octubre, en entrevista con Bloomberg.

Romney también había reconocido públicamente que su esposa, Ann, se negaba en rotundo a volver a pasar por la agotadora experiencia de una campaña presidencial. Algo que, según reveló el millonario empresario el viernes en la reunión con donantes, ha cambiado ahora, apunta The Washington Post.

Puede que parte de este cambio de planes se deba a las encuestas que, en los últimos meses, lo situaban a la cabeza de las preferencias de los votantes republicanos. Según un sondeo de CNN a comienzos de diciembre, Romney era el preferido de 16 candidatos potenciales, incluido Bush, quien en esos momentos todavía no había anunciado que también estudiaba postularse.

Spencer Zwick, que trabajó en la campaña de Romney y estuvo presente en el encuentro del viernes, apuntó al Post otro posible motivo: “Creo que Mitt Romney es demasiado patriota como para quedarse de brazos cruzados y conceder la presidencia a (las potenciales candidatas demócratas) Hillary Clinton o Elizabeth Warren cuando sabe que él puede arreglar el país”, declaró al diario capitalino.