Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

36 muertos por una estampida en la fiesta de Año Nuevo en Shanghái

La avalancha se desencadenó supuestamente tras el lanzamiento de cupones parecidos a billetes de 100 dólares

La policía inspecciona el área donde ocurrió la estampida.

Al menos 36 personas murieron y 47 más resultaron heridas en una estampida durante las multitudinarias celebraciones de Año Nuevo en la ciudad china de Shanghái. El accidente sucedió a las 23.35 hora local (16.35 en la España peninsular) mientras decenas de miles de personas se reunían en el céntrico Bund, una zona peatonal en la parte oeste del río Huangpu famosa por sus rascacielos y destino popular para festejar la Nochevieja.

Varios testimonios aseguraron a la agencia oficial china Xinhua que la avalancha humana se desencadenó en la plaza de Chenyi por el lanzamiento de cupones parecidos a billetes de 100 dólares desde uno de los bares del malecón. La gente empezó a empujarse para hacerse con alguno de ellos: “De repente no nos podíamos mover y empecé a escuchar gritos pidiendo ayuda”, relató Xiao Ji a través de la red social Weibo –el Twitter chino-, que estaba entre la muchedumbre en el momento del suceso. “Intenté sacar a dos personas y la policía también ayudaba, pero había demasiada gente. Entonces vi a varios que estaban inconscientes y me asusté”, explica.

Otros testimonios aseguran que la estampida se formó al bloquearse el acceso a una de las plataformas que sirven de mirador de la zona: “Las escaleras estaban llenas de gente. Nos quedamos atrapados en el medio y vimos algunas chicas que gritaban y perdían el equilibrio. Entonces la gente empezó a caer hacia abajo, fila por fila”, explicó a la agencia Xinhua una mujer de apellido Yin. La policía está investigando las causas exactas del accidente.

La edad de los fallecidos oscila entre los 16 y 26 años, según precisaron las autoridades de Shanghái. La mayoría de los 47 heridos, 5 de ellos en estado crítico, son estudiantes universitarios, aunque también hay algunos niños.

El presidente chino, Xi Jinping, urgió a las autoridades de la metrópolis china a llevar a cabo una investigación “inmediata” para esclarecer qué provocó la estampida y a prevenir que este tipo de accidentes vuelvan a suceder. De hecho, las autoridades ya habían ordenado la suspensión de un espectáculo de luces y rayos tridimensionales que congregó a más de 300.000 personas el año pasado. “Hay que aprender la lección” dijo Xi, que instó a garantizar la seguridad de las personas ante las próximas celebraciones del Año Nuevo Lunar chino. Por su parte, el primer ministro chino, Li Keqiang, pidió a las autoridades locales concentrar “todos los esfuerzos posibles” a tratar a los heridos y consolar a las familias de las víctimas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis. Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público

Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros).

Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Más información