Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallados ocho niños muertos a puñaladas en el noreste de Australia

La policía encontró también a una mujer herida, supuesta madre de siete de los menores

El lugar del crimen en Cairns / Foto: Getty | Vídeo: ATLAS

Ocho niños han sido hallados muertos a puñaladas en una casa de la localidad australiana de Cairns, en el noreste del país, informó la prensa local este viernes.

La policía del Estado de Queensland, dijo en un comunicado que fueron llamados a una casa en el suburbio de Cairns Manoora justo antes del mediodía  ― tres de la mañana del viernes, hora peninsular en España  ― después de que se informara de la presencia de una mujer con heridas graves por arma blanca. Al examinar la zona, las autoridades hallaron los cuerpos sin vida de ocho niños, con edades comprendidas entre 18 meses y 15 años.

El detective inspector Bruno Asnicar declaró que la policía cree que la mujer herida, de 34 años y nacionalidad australiana, es la madre de siete de los menores fallecidos. "No hay un sospechoso oficial", aseguró Asnicar a la prensa. "Estamos hablando con una serie de personas. Cualquiera que haya tenido algún contacto en los últimos dos o tres días es una persona de interés", detalló. 

Agentes forenses han acordonado la zona y la mujer herida está colaborando en la investigación, incidió la policía. Sin embargo, una fuente policial citada por el diario The Australian ha afirmado que la mujer ha matado a sus siete hijos y al otro niño, que es un familiar, y luego ha intentado quitarse la vida. La mujer fue hallada inconsciente y ha sido trasladada de urgencia a un hospital, en el que ahora permanece ingresada en estado estable por heridas de arma blanca.

Varios medios locales señalan que el barrio de Cairns Manoora tiene una población de mayoría aborigen y que los vecinos destacan el alto índice de criminalidad.

"La situación está adecuadamente controlada por el momento", dijo el detective inspector Asnicar en un llamamiento a la calma. "No hay necesidad de que el público esté preocupado por esto, aparte de lo trágico que es el suceso", zanjó. El agente indicó que la escena del crimen permanecerá cerrada varios días para que los equipos forenses completen su trabajo.

El primer ministro australiano, Tony Abbott, calificó de "descorazonador" el suceso, que ha conmovido al país en la misma semana del secuestro en una cafetería de Sídney que acabó con la muerte de dos rehenes y el asaltante.

"A todos los padres se nos remueven las tripas de tristeza por lo sucedido. Este es un crimen horrible. Estos son días difíciles para nuestro país", expresó Abbott en un comunicado

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >