Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El primer intento de elegir presidente fracasa en Grecia

El candidato del Gobierno logra sólo 160 votos en vez de los 200 necesarios. El trámite continuará con dos rondas el día 23 y el 29

Stavros Dimas, único candidato presidencial.
Stavros Dimas, único candidato presidencial. AFP

El candidato a la presidencia de Grecia, el conservador Stavros Dimas, no logró hoy salir elegido en la primera ronda de votación en el Parlamento, al no reunir dos tercios de los votos necesarios, por lo que deberá someterse, al menos, a una segunda vuelta el próximo día 23. Dimas obtuvo 160 votos, lejos de los 200 que necesitaba para ser nombrado presidente, en una Cámara de 300 diputados. En la votación, nominal, participaron 295 parlamentarios.

El complicado sistema de votación para elegir presidente de Grecia arrancaba así, con la primera de las tres convocatorias que contempla la ley, y con un solo candidato, el exministro de Nueva Democracia y excomisario de la UE propuesto por el Gobierno de Andonis Samarás.

La votación parlamentaria ha suscitado un enorme interés porque, de terminar sin resultado el próximo día 29, implica la disolución del Parlamento en un plazo de diez días y la convocatoria de  elecciones anticipadas el 25 de enero o el 1 de febrero, para las que la izquierdista Syriza (71 escaños) figura como clara favorita en todos los sondeos, si bien la diferencia en intención de voto con el segundo partido, Nueva Democracia, se ha estrechado en los últimos días hasta el 3,2%, según una encuesta publicada este fin de semana. El adelanto de la votación parlamentaria ha sembrado la inquietud en los mercados y en Bruselas.

La Constitución prevé una votación en tres rondas; en las dos primeras, la de hoy y el próximo día 23, el candidato debe reunir dos tercios de los votos (200, de los 300 que tiene el Parlamento unicameral); en la última, el día 29, es suficiente con que consiga tres quintos, es decir, 180 votos. El Gobierno de coalición de conservadores y socialistas sólo cuenta con 155 escaños, pero lleva días echando las redes en las dos docenas de independientes, en su mayoría tránsfugas de esos dos partidos, y tres del pequeño Izquierda Democrática (Dimar, centroizquierda, 10 escaños), socio de la coalición gubernamental hasta junio de 2013.

Además de Syriza (71 diputados), el resto de los partidos de oposición había anunciado que votaría en contra del candidato del Gobierno. Se trata de Griegos Independientes (ANEL, derecha nacionalista y antirrescate, 12 escaños), el Partido Comunista de Grecia (KKE, 12) y el neonazi Aurora Dorada (AD, 16). Los siete diputados de AD en prisión preventiva han recibido un permiso especial para acudir a votar.

La votación de hoy era vista como un térmometro de los apoyos que pudiera recabar el Gobierno —que confiaba en alcanzar los 170 votos en esta primera convocatoria—; una valoración capaz de influir en parlamentarios dudosos. Para sacar adelante a su candidato e impedir unas elecciones anticipadas, Samarás podría guardarse un as en la manga, pues la Constitución contempla la posibilidad de un cambio de candidato de una ronda a otra. Así sucedió en 1990, cuando Andreas Papandreu sustituyó al candidato inicial a la presidencia en la segunda votación. Fuentes consultadas la semana pasada en Atenas apuntaban el nombre de Fotis Kuvelis, líder de Dimar, como posible recambio de Dimas en función de los votos que éste lograra hoy o el día 23.

Más información