Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama validará la ley del Congreso que amplía las sanciones a Rusia

La norma otorga flexibilidad al presidente en la imposición de nuevas represalias

El portavoz de Obama, Josh Earnest.
El portavoz de Obama, Josh Earnest. AP

Tras varios días de debate interno, la Casa Blanca anunció este martes que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, firmará a finales de semana la ley aprobada por el Congreso que autoriza la imposición de nuevas sanciones a Rusia por su papel desestabilizador en Ucrania, y la entrega de armamento al Ejército ucranio.

La norma -que obtuvo el sábado su aprobación parlamentaria- no hace obligatoria la aplicación de las medidas, por lo que Obama tiene margen para decidir cuáles impone. Sin embargo, el hecho de que no vaya a vetar la ley sugiere que apuesta por ampliar la presión contra el Gobierno de Vladímir Putin por su injerencia en Ucrania en un momento de crecientes dudas sobre la economía rusa.

En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, John Earnest, dijo que la Administración recela de algunos aspectos de la ley, pero que Obama la firmará porque preserva su “flexibilidad para llevar a cabo la estrategia”.

La norma amplía las sanciones aprobadas en septiembre por el Gobierno Obama contra el sector de defensa y energético ruso. Y autoriza la concesión de ayuda letal a Kiev para sus combates con los rebeldes prorrusos en el este de Ucrania, a lo que la Casa Blanca se ha opuesto hasta el momento. En concreto, autoriza asistencia militar por valor de 350 millones de dólares, que incluye lanzacohetes, drones de vigilancia y radares de detección de artillería.

Obama sugirió la semana pasada que se opone a tomar represalias contra Rusia que no estén, como hasta ahora, coordinadas con la Unión Europea. Washington y Bruselas han impuesto siete rondas de sanciones a Rusia desde su anexión en marzo de la península ucrania de Crimea.

La ley del Congreso amplía las sanciones aprobadas por el Gobierno contra el sector de defensa y energético ruso. Y autoriza la entrega de armas a Kiev

Según fuentes gubernamentales citadas por la agencia Reuters, la Administración está “profundamente preocupada” por el mantenimiento de las acciones desestabilizadoras rusas en Ucrania, pero recela del posible impacto de nuevas sanciones en empresas estadounidenses, los mercados internacionales de petróleo y la economía global.

El anuncio llegó en un día de desplome del valor del rublo, en medio de crecientes dudas sobre la solvencia económica rusa por el impacto de la caída del precio del petróleo y de las sanciones extranjeras. Earnest atribuyó buena parte de la inestabilidad a las acciones de Moscú, que dijo lo han aislado internacionalmente. "Es un signo del fracaso de la estrategia de Putin de tratar de levantar a su país", afirmó.

Mientras en Washington la Casa Blanca abría la puerta a nuevas penalizaciones contra Moscú, en Londres el secretario de Estado de EE UU, John Kerry, parecía hablar en un sentido contrario. Kerry -que el domingo se reunió con su homólogo ruso- dijo que Rusia “ha dado pasos constructivos en los últimos días" en Ucrania que si se mantienen podrían llevar a un levantamiento de sanciones. Mencionó las negociaciones entabladas en torno a las líneas de demarcación y la "calma" que parece imperar en zonas conflictivas.

El jefe de la diplomacia estadounidense señaló que EE UU y la UE están preparados para atenuar sus penalizaciones si Putin toma más pasos en esa dirección. La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, negó que exista una discrepancia entre Kerry y la Casa Blanca, y matizó que se refería a la “opción” que tiene Rusia de implementar los acuerdos de paz de Minsk para así ver reducida la presión internacional.

Más información