Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite la vicepresidenta de Korean Air tras discutir por unas nueces

Cho Hyun-ah hizo bajarse a un tripulante de cabina y retrasó 11 minutos el vuelo

Cho Hyun-ah, vicepresidenta de la compañía aérea Korean Air Ampliar foto
Cho Hyun-ah, vicepresidenta de la compañía aérea Korean Air

La polémica por la expulsión de un tripulante de cabina de un avión de Korean Air por servir mal unos frutos secos se ha cobrado la dimisión de la vicepresidenta de la aerolínea, mientras el trabajador afectado ha pedido la baja, informaron este miércoles medios surcoreanos. El auxiliar, expulsado del avión el pasado viernes minutos antes del despegue por la vicepresidenta en una noticia que ha dado la vuelta al mundo, "está sufriendo un alto nivel de estrés y necesita visitar a un profesional, por ha solicitado un mes de baja médica", indicó el diario surcoreano Money Today (MT).

Cho Hyun-ah, de 40 años e hija del poderoso presidente de la aerolínea Cho Yang-ho, presentó el martes su dimisión por las fuertes críticas recibidas tras revelarse que expulsó del avión al auxiliar al enfadarse porque le sirvieron unos frutos secos sin preguntar y en una bolsa de plástico cerrada en lugar de un plato.

La compañía también reveló que el auxiliar de vuelo era un hombre y no una mujer tal y como apuntaban hasta ahora los medios, y que el expulsado no fue quien le sirvió los frutos secos —concretamente, nueces de macadamia— sino su responsable inmediato que no supo dar una explicación adecuada al error en el servicio.

Los hechos ocurrieron el pasado viernes en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York con el avión en pista a punto de despegar con destino a Incheon, el mayor aeropuerto de Corea del Sur y puerta de entrada a Seúl.

Cho Hyun-ah, también conocida por su nombre anglosajón Heather, ordenó la expulsión del tripulante y para ello el avión tuvo que suspender el despegue y regresar a la puerta de embarque, lo que causó un retraso de 11 minutos en el aterrizaje.

La mayor aerolínea de Corea del Sur también aseguró que Cho reportó el caso al comandante y fue éste último quien tomó la decisión final de regresar a la puerta de embarque y desalojar al empleado.

El incidente ha generado esta semana una enorme polémica en Corea del Sur, donde medios e internautas calificaron la actitud de la vicepresidenta como "abusiva" y "arrogante" entre otros adjetivos, e incluso el Gobierno investiga si la acción violó las normas de seguridad de aviación.

Fundada en 1969 y con una flota de unos 160 aviones, la aerolínea Korean Air forma parte de uno de los conglomerados familiares o "chaebol" con un elevado poder político y económico en Corea del Sur.