Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos diez policías y seis rebeldes muertos en un combate en Grozni

La confrontación se produce el día en que Putin comparece ante el Parlamento ruso

Foto y vídeo de Reuters

Un grupo de milicianos rebeldes ha matado al menos a diez policías en Grozni, capital de Chechenia, según informan fuentes oficiales rusas, y posteriormente se ha atrincherado en la Casa de la Prensa local tras el enfrentamiento. Posteriormente, según el presidente checheno Ramzan Kadírov, las fuerzas de seguridad han rodeado el edificio y matado a seis de los combatientes separatistas. Al menos otras 28 personas han resultado heridas en la confrontación, según recoge la agencia France Presse.

Kadírov precisó que los enfrentamientos comenzaron cuando un grupo de combatientes armados que circulaban en tres coches por la ciudad abrió fuego contra una patrulla policial que intentó detenerles para comprobar su documentación en el centro de Grozni. El líder checheno, que tiene previsto reunirse con Putin este jueves, ha afirmado que los milicianos han muerto abatidos por los agentes de la Policía en cuestión de "entre 15 y 20 minutos". Kadírov adelantó que en breve será revocado el régimen antiterrorista provisional impuesto hace unas horas en Grozni, cuyas autoridades habían logrado durante los últimos años poner coto a prácticamente todas las incursiones en la república por parte de la guerrilla, afirma la agencia Efe.

El presidente de Chechenia publicó en su cuenta de Instagram el siguiente mensaje: "Seis terroristas ya han sido eliminados en la Casa de la Prensa. Ni un solo bandido ha podido escapar. Yo dirijo la operación personalmente". Un testigo situado en Grozni que ha sido consultado por Reuters ha indicado que la Policía ha levantado puestos de control y ha emplazado a los chechenos a no salir de sus casas y a no enviar a sus hijos a la escuela.

El presidente de Rusia, que se encontraba ante las dos cámaras del Parlamento ruso en su discurso de balance anual, ha dicho que Rusia está rodeada por enemigos que han intentado desmembrar y destruir su economía pero ha dejado claro que no han logrado su objetivo: "Eso no ha pasado y no lo permitiremos. Esos rebeldes se han exhibido una vez más en Chechenia. Estoy seguro de que los chicos locales, las fuerzas de seguridad locales podrán con ellos. Apoyémosles", ha afirmado Putin. Según el Comité Nacional Antiterrorista (CNA), los guerrilleros se proponían cometer varios atentados terroristas el próximo 12 de diciembre, Día de la Constitución en todo el país. Putin recordó que, durante las dos guerras de Chechenia, muchos países occidentales criticaron a Moscú por su violenta represión de la guerrilla.

Con el apoyo del Gobierno de Moscú, Kadírov gobierna con mano de hierro en Chechenia desde las dos últimas guerras, libradas entre 1994 y 1996 y 1999 y 2000, aunque la insurgencia islamista se ha extendido por el territorio de esta región del norte del Cáucaso. El pasado octubre un miliciano mató a cinco policías y dejó al menos 12 heridos en un ataque suicida en Grozni.

Más información