Los ministros europeos eluden adoptar nuevas sanciones contra Rusia

Bruselas ampliará este mes la lista de rusos y ucranios del Este vetados en la UE

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, y el ministro ucranio de Exteriores, Pável Klimkin, el lunes en Bruselas
La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, y el ministro ucranio de Exteriores, Pável Klimkin, el lunes en BruselasO. HOSLET / EFE

El enfado que la Unión Europea muestra con la acción desestabilizadora de Rusia en Ucrania no se reflejó este lunes en las decisiones de los ministros de Exteriores. Los jefes de la diplomacia renunciaron, de momento, a aplicar más sanciones económicas contra Moscú por su participación en el conflicto ucranio. A pesar de las tensiones vividas el fin de semana en la reunión del G20, donde el presidente ruso, Vladímir Putin, escuchó duros reproches de los líderes de las grandes potencias, entre ellos los europeos, y de las nuevas entradas de convoyes rusos en el este ucranio, los ministros se atuvieron al plan previo.

Ese plan se limita a un acuerdo para añadir varios nombres —apenas seis u ocho, según fuentes diplomáticas— a la lista de personas que tienen vetada la entrada en la UE y congelados los activos que pudieran guardar en territorio comunitario. Los nuevos nombres se publicarán antes de diciembre, aunque los Estados miembros “seguirán observando la situación sobre el terreno y actuarán en consonancia”, matiza el comunicado.

Más información

Los ministros se declararon “alarmados por los fuertes bombardeos y por los informes sobre convoyes que entran en las zonas separatistas [de Ucrania] a través de la frontera rusa”. Aun así, optaron por no aplicar grandes cambios ante la falta de unanimidad sobre qué pasos adicionales se pueden dar. Siete países, entre ellos Polonia y los bálticos, habían pedido en las reuniones preparatorias del Consejo una reacción más dura por parte de Europa, según fuentes diplomáticas, pero otros cinco —Francia, Holanda, Grecia, Chipre y Hungría— se mostraban reacios a castigar más a Rusia. En un punto intermedio, Alemania, Dinamarca y Finlandia abogaban por ir estudiando nuevas sanciones de corte económico, una posibilidad que ni siquiera han reflejado las conclusiones del Consejo.

“Las sanciones no son un objetivo en sí mismo”, argumentó la alta representante para la Política Exterior, Federica Mogherini, que abogó por “retomar el diálogo con Rusia, visto que Rusia forma parte del problema, pero también de la solución”. En función de los acontecimientos, los jefes de Estado y de Gobierno, que se reúnen el 18 y 19 de diciembre en Bruselas, podrían abordar una nueva ronda de castigos.

Sin más medidas contra Rusia, los ministros aprobaron lanzar una misión de asesoramiento para que Ucrania aplique las reformas comprometidas en seguridad civil. La misión, con un mandato inicial de dos años, arrancará el próximo 1 de diciembre. Para validarla, Mogherini firmó este lunes un acuerdo con el ministro de Exteriores ucranio, Pável Klimkin, que acudió a Bruselas para el encuentro.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

La UE aplica desde el pasado verano sanciones económicas que limitan el acceso ruso a los capitales europeos e imponen restricciones comerciales a algunos productos. Pese al daño económico que ocasionan a ambas partes, Moscú no ha rebajado la tensión en el conflicto.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50