Aumentan las víctimas en Ucrania pese al alto el fuego

La Unión Europea debate la imposición de nuevas sanciones a Moscú y los rebeldes

Un puesto de control prorruso cerca de Kharzisk, al este de Dónetsk, en Ucrania, el 16 de noviembre / Foto: AFP | Vídeo: ReutersFoto: reuters_live

A pesar de un alto el fuego que cada vez parece más ficticio, este fin de semana un civil ha muerto y otros ocho han sido heridos por bombardeos en la ciudad de Donetsk, plaza fuerte de los rebeldes prorrusos que en Ucrania no reconocen la autoridad de Kiev. La contabilidad de víctimas corresponde a la alcaldía de la ciudad.

En el campo militar, al menos seis soldados ucranios murieron y otros nueve resultaron heridos en ataques de las milicias separatistas prorrusas en las últimas 24 horas, según el mando militar ucranio.

El comunicado por medio del que Kiev ha anunciado sus bajas asegura que, en violación del alto el fuego declarado el 5 de septiembre, este domingo los rebeldes atacaron posiciones de las tropas gubernamentales 39 veces con fuego de artillería y cohetes.

Además, en la versión de los militares ucranios, las milicias tendieron una emboscada a una patrulla policial, en la que murieron tres agentes y otros cinco resultaron heridos. Según justifica el parte, la artillería ucrania respondió al fuego con armas de alta precisión y, "de acuerdo con informes no confirmados, mató a 23 bandidos e hirió a otros 27".

El mando ucranio informó de que la situación más grave se observa al noroeste de la ciudad de Lugansk, donde los separatistas atacaron anoche con misiles Grad las posiciones de las fuerzas del Gobierno de Kiev junto a las localidades de Krímskoye y Trejizbenka.

Anoche también fueron atacadas, con fuego de mortero, lanzagranadas y armas ligeras, las posiciones ucranias en el aeropuerto internacional de Donetsk, la ciudad en la que los secesionistas tienen su principal plaza.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sanciones a Moscú

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini, afirmó hoy que los ministros de Exteriores comunitarios hablarán durante el día de posibles nuevas sanciones a las autoridades rebeldes de las autodenominadas Repúblicas Populares de Donetsk y de Lugansk, así como a Moscú, por su papel en la crisis ucrania. Al mismo tiempo, Mogherini pidió que vayan acompañadas de reformas y diálogo con Rusia. "Discutiremos las sanciones, pero no sólo las sanciones porque todos sabemos muy bien que si sólo trabajamos en eso y no en las otras dos vías, las sanciones no funcionarán", indicó a su llegada a un Consejo de Exteriores de la Unión. Antes del Consejo, los ministros de han acordado enviar una misión de asesoramiento para la reforma de la policía ucrania, que será desplegada el 1 de diciembre.

Mientras, en una entrevista ayer con la televisión alemana, el presidente ruso, Vladímir Putin, declaró que cree en una solución pactada para la crisis ucrania. Putin defendió la anexión rusa de Crimea pero también intentó seducir al público alemán con un llamamiento a salvar unas relaciones bilaterales que, en su opinión, en este momento son las mejores de su historia común. En alemán, lengua que domina gracias a su experiencia como agente del KGB en la extinta Alemania del Este, Putin se mostró preocupado porque pueda estarse produciendo una subida de la extrema derecha en Kiev y justificó la influencia rusa en el este del país argumentando que Moscú pretende evitar una limpieza étnica.

“¿Podemos encontrar una solución a esta crisis? Sí, estoy convencido”, dijo Putin tras criticar al Gobierno ucranio por recurrir a la fuerza antes que al diálogo en el este del país.

Por otra parte, expertos holandeses y funcionarios de los servicios de emergencia de la República Popular de Donetsk han reanudado este lunes la recogida de restos del avión malasio que se estrelló en julio pasado en el este de Ucrania, ha informado hoy un portavoz de la entidad separatista.

El avión, que realizaba el vuelo MH17 de Malaysia Airlines entre Ámsterdam y Kuala Lumpur se estrelló el 17 de julio pasado presuntamente derribado por un misil-tierra aire disparado desde una zona controlada por las milicias separatistas prorrusas que actúan el este de Ucrania.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS