Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Comienza en Ucrania la recogida de los restos del fuselaje del MH17

Los restos del B-777 en el que murieron 298 personas serán llevados en tren a Járkov, y desde allí, en avión, a Holanda

REUTERS LIVE!

Un grupo de investigadores holandeses ha empezado la recogida de los restos de fuselaje del avión MH17 de Malaysia Airlines caído el pasado 17 de julio en el este de Ucrania. Los trabajos debían haber comenzado hace semanas, pero la lucha entre rebeldes prorrusos y fuerzas ucranias en la zona no cesa, y solo ahora ha podido garantizarse la seguridad de los expertos. Los pedazos demasiado grandes -como el tren de aterrizaje- serán troceados y llevados a Járkov. A Holanda llegarán después en avión. De la reconstrucción de una parte de la nave depende que pueda averiguarse lo ocurrido en una tragedia que costó la vida a sus 298 ocupantes (de diez nacionalidades, 196 eran holandeses).

Mientras los especialistas cortaban y cargaban el cuerpo roto del avión en camiones, ambas partes en litigio siguen echándose la culpa de la tragedia. La última versión la dio el pasado viernes un informativo nocturno de la televisión rusa al emitir las imágenes, supuestamente tomadas por un satélite, del jet militar ucranio que habría atacado la nave comercial. La noticia coincidió con la apertura de la cumbre del G20 en Brisbane (Australia). La cita ha estado dominada por la presión ejercida por los líderes mundiales sobre el presidente ruso, Putin, por el conflicto ucranio. Kiev mantiene que los separatistas lanzaron un misil tierra-aire contra el Boeing 777 desde el territorio que controlan.

Ayudado por la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa, el Consejo Holandés de Seguridad llegó el pasado viernes a un acuerdo con los bomberos de Donetsk para llevarse la porción necesaria de fuselaje para efectuar la reconstrucción. De esta manera, se evitó negociar directamente con los separatistas prorrusos para acceder al terreno sin peligro. Antes, los expertos holandeses pudieron trabajar varios días en la recogida de restos humanos y cinco ataúdes más salieron con rumbo a Holanda. Por el momento, se trata del último envío de esta clase desde Ucrania, aunque La Haya señala que “faltan nueve cuerpos y no se sabe si podrán ser recuperados”. Según fuentes de la autoproclamada República Independiente de Donetsk, “este domingo había más restos humanos bajo la carcasa”. El dato fue confirmado por el Ministerio de Justicia holandés.

El MH17 cubría la ruta entre Ámsterdam y Kuala Lumpur e iba lleno de familias enteras en plenas vacaciones veraniegas. Como la mayoría de las víctimas son holandesas, La Haya lidera la investigación oficial, que cuenta ya con un informe provisional. Según el Consejo de Seguridad, el avión “fue derribado por el impacto de varios objetos con alta energía que penetraron a gran velocidad”. Uno de los pasajeros llevaba la mascarilla de oxígeno puesta, descubrimiento que horrorizó a las familias el pasado octubre.

Hasta entonces, pensaban que nadie tuvo tiempo de reaccionar antes del estallido. Holanda acepta ya que se trató de un atentado y homenajeó a todos los fallecidos en una ceremonia celebrada en Ámsterdam el pasado 10 de noviembre. Los reyes, Guillermo Alejandro y Máxima, y miembros del Gobierno se mezclaron entre las familias, que leyeron los nombres de sus seres queridos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información