Mozambique vota en paz

Escasos incidentes en las quintas elecciones legislativas del país desde su independencia

Recuento de votos en un colegio electoral de Mozambique.
Recuento de votos en un colegio electoral de Mozambique.GIANLUIGI GUERCIA / AFP

Mozambique votó en paz. Las quintas elecciones presidenciales y legislativas desde que el país proclamó su independencia en 1975 se cerraron con menos incidentes que ninguna, al igual que había sucedido con la campaña electoral. Los primeros resultados, sin embargo, no se conocerán hasta la tarde del jueves.

Aparte de la tardanza en la apertura de algunos colegios electorales y problemas con la identificación de representantes de los partidos políticos, el incidente más grave ocurrió en Beira, terreno de Simango, donde un hombre, al parecer del Renamo, pretendía entrar en un colegio electoral con siete urnas cargadas de votos. Una vez cerradas las urnas, se produjeron choques entre policías y votantes en Nampula que se saldaron con un herido grave. Al parecer, pretendían ser testigos del recuento.

Pese a ser uno de los países más pobres de la tierra, las quintas elecciones presidenciales han llamado la atención internacional. Aparte de unos 6.000 observadores nacionales, llegaron más de mil personas de diversos organismos internacionales para vigilar la transparencia del proceso. Una comisión europea, otra de la Commonwealth, otra de la África Austral y otra más de la comunidad de países lusófonos. Después de entrevistarse con responsables de la organización electoral y con diversos organismos independientes, todos coincidieron que, al margen de algunos problemas en la apertura de colegios, la jornada para elegir presidente, 250 diputados nacionales y 811 provinciales fue tranquila.

Para los usos europeos, los resultados tardarán en conocerse. Hasta la tarde del jueves no se darán los primeros. Tampoco hay datos sobre la participación. Aunque los inscritos superaban los diez millones, de una población de 25 millones -la media de edad del país es de 17 años-, la abstención será inferior a la de 2009, pero podría rondar el 40%.

El arquitecto José Forjaz se muestra "relativamente optimista" con la jornada electoral. Forjaz fue el único hombre blanco que formó parte del primer Gobierno del Mozambique independiente. Desligado hace años del Frelimo, se dedica a mantener el patrimonio arquitectónico del país. "Me veo incapaz de pronosticar un resultado", añade. "Creo que ganará el Frelimo, pero el MDM podría subir bastante". Forjaz también reconoce que el proceso electoral estuvo más controlado que en otras ocasiones. "Han sido unas elecciones más limpias"

Los resultados son una incógnita absoluta pues el hegemónico Frelimo tiene la desventaja de haber presentado un candidato desconocido, mientras que a la oposición tradicional del Renamo le ha salido un tercero en discordia, el MDM de Simango, que puede acabar con la dinámica política (y guerrillera) de los 40 años del país. La nueva ley electoral, fruto del acuerdo de paz de septiembre, aún hace más difícil un pronóstico para estas elecciones.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

En los comicios de 2009, el Frelimo obtuvo el 74,5% de los votos, frente al 17,6% de Renamo y el 3,9% de MDM. En anteriores ocasiones, el líder del Renamo, Afonso Dhlakama, denunció fraude electoral y no reconoció la victoria del Frelimo. Esta vez, Dhlakama ya ha anunciado que aceptará los resultados. Todo un síntoma.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50