La derecha búlgara gana los comicios, pero tendrá que pactar

El populista conservador Borisov logra el 34% de los votos

El populista conservador Boiko Borisov, primer ministro de Bulgaria hasta febrero de 2013, cuando dimitió tras las protestas contra su Ejecutivo, se perfila como el claro ganador de los comicios anticipados celebrados ayer en el país. Ciudadanos por el Desarrollo Europeo de Bulgaria (GERB), el partido encabezado por Borisov, había obtenido un 33,63% de los votos, según los resultados oficiales difundidos por la Comisión Electoral, con un 12,9% del voto escrutado. Estos resultados doblan a los de sus competidores más directos, pero obligarían a Borisov a buscar alianzas para formar Gobierno.

La segunda formación más votada es el Partido Socialista de Bulgaria (BSP), con el 15,76% de sufragios, lo que confirmaría así su desplome, de 11 puntos, con respecto a los últimos comicios. La tercera fuerza política es el Movimiento por los Derechos y la Libertad (DPS), una formación de centro que representa a la minoría turca y que ha obtenido el 12,28% de los sufragios con el recuento citado.

Por debajo de la barrera del 10% quedarían el Bloque Reformista (8,75%), el Frente Patriótico (7,55%), Bulgaria Sin Censura (5,56%), la ultraderechista Unión Nacional Ataque (Ataka, 4,88%) y la Alternativa para el Desarrollo de Bulgaria (4,36%).

Ataka sufre un importante retroceso, con tres puntos menos que hace un año, cuando consiguió 23 de los 240 representantes que conforman la Asamblea Nacional.

“Quiero gobernar yo personalmente. Estoy dispuesto a jugarme la cabeza y junto con los demás [partidos] sacar al país de la crisis”, manifestó Borisov, de 55 años, tras conocer el avance de los resultados. Mikhail Mikov, líder del socialdemócrata BSP, admitió su derrota y señaló que “la responsabilidad de formar el nuevo Gobierno es del vencedor, que es el GERB”.

El Gabinete de Borisov cayó tras una sostenida protesta social iniciada a comienzos de 2013, motivada por los altos precios de la energía, la corrupción y el bajo nivel de vida del país balcánico, el más pobre de la Unión Europea.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS