Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ministro de Interior de México apacigua una protesta estudiantil

La segunda universidad pública más importante del país se moviliza contra la reforma a su plan de estudios

Osorio Chong con los estudiantes, este martes
Osorio Chong con los estudiantes, este martes AFP

En un acto sin precedentes, el secretario de Gobernación (Interior), Miguel Ángel Osorio Chong, atendió a los líderes de una masiva protesta estudiantil del Instituto Politécnico Nacional (IPN, la segunda universidad pública más importante del país). El encuentro tuvo lugar en la calle, después de que 50.000 estudiantes se manifestaran en la capital del país para rechazar modificaciones a los planes de estudios. En la última semana, la movilización ha recogido muchos apoyos y ha encontrado respaldo de otras instituciones educativas.

Después de que el contingente llegara a Gobernación, alrededor de las 17.00 horas, y tras rechazar que sólo un grupo representativo ingresara a las oficinas a dejar el pliego petitorio, el secretario de Gobernación aceptó salir para recibir las demandas de los estudiantes y que coincide con la violencia que ha sacudido al país en los últimos días con más de 40 estudiantes de magisterio desaparecidos y dos políticos asesinados en Guerrero.

"Lamento que en algún proceso no hayan sido escuchados, el caso es que estamos aquí, el caso es que llegaron hasta aquí y queremos solución", dijo Osorio Chong ante los miles de estudiantes que marcharon con credenciales que los acreditaban como tales para acallar las declaraciones de la directora del IPN, Yoloxóchitl Bustamante, quien dijo que las manifestaciones y asambleas estaban financiadas por grupos externos, además de responder a una primera manifestación diciendo que no harían otro reglamento interno.

Los estudiantes de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura suspendieron sus actividades el 17 de septiembre para que no se implementaran los cambios a la currícula. Una semana después, la Asamblea General nutrió el movimiento al suspender actividades en 32 de las 44 sedes de bachillerato y universidades del IPN en el Distrito Federal.

Los alumnos del Politécnico han recibido el apoyo de otras instituciones públicas de educación como la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y la Nacional Autónoma de México (UNAM). A diferencia de esta última, el IPN no se había volcado a las calles en marchas tan numerosas organizadas por ellos mismos.

La maniobra del Gobierno para contener los brotes de inconformidad se da dos días antes del aniversario de la matanza de Tlatelolco, resultado de las movilizaciones de 1968 que estudiantes del Politécnico iniciaron hace 46 años. Desde hace años esta fecha ha sido un quebradero de cabeza para las autoridades. El año pasado se registraron enfrentamientos con la policía pues también había manifestaciones en contra de las reformas estructurales anunciadas por el presidente Enrique Peña Nieto, incluyendo la reforma educativa que ahora afecta a los politécnicos.

Tan sólo una hora después de que Osorio Chong recibiera las diez demandas de los estudiantes por escrito, la Secretaría de Educación Pública anunció que los rumores sobre la renuncia de la directora del IPN eran falsos; entre las demandas entregadas también estaban la salida de la policía de los planteles, la democratización en la elección del director y la garantía de que no habrá represalias en contra de los miembros del movimiento.

El secretario de Gobernación se comprometió a reunirse con el movimiento estudiantil el próximo viernes a las 15.00 horas para dar respuesta a los diez puntos e iniciar las negociaciones con los estudiantes, que dejaron claro que presentarse a la cita no significaría que aceptaban todas las respuestas que les diera Osorio Chong.

David Ortiz, estudiante de posgrado de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura del IPN, consideró que el recibimiento de Osorio Chong demuestra que "el movimiento está muy fuerte y lo están tomando muy en serio, saben que si no hubo ningún disturbio en las marchas fue porque en verdad somos los estudiantes y profesores".

El Instituto Politécnico Nacional fue creado en 1936 durante el Gobierno del expresidente Lázaro Cárdenas con el objetivo de brindar otras alternativas de educación a los sectores sociales más desfavorecidos y como un reflejo de los ideales de la Revolución Mexicana de 1920. Entre los personajes destacados que han pasado por sus aulas están el expresidente Ernesto Zedillo (1996-2000) y el ingeniero Guillermo González Camarena, inventor de la televisión a color. Actualmente tiene una matrícula de más de 150.000 alumnos y es reconocida como una de las universidades más importantes de México y América Latina junto con la UNAM.