Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Crece la presión contra Arias Cañete

Una comisión de la Eurocámara expresa a Juncker su inquietud con el nombramiento

El comisario designado para la cartera de Acción Climática y Energía, Miguel Arias Cañete. Ampliar foto
El comisario designado para la cartera de Acción Climática y Energía, Miguel Arias Cañete. EFE

El Parlamento Europeo se moviliza contra la designación de Miguel Arias Cañete como comisario de Acción Climática y Energía. En la víspera del examen que deberá pasar Arias Cañete ante los eurodiputados del ramo, la Comisión de Derechos de la Mujer en la Eurocámara ha enviado una carta al presidente de la próxima Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para expresarle su preocupación por los comentarios machistas que Cañete deslizó durante la campaña a las elecciones europeas. Esas palabras y más aún sus lazos con el sector energético, que recae en el ámbito de sus competencias, están levantando una enorme polvareda en Bruselas.

La Comisión de Derechos de la Mujer se ha reunido esta mañana sin que el asunto del próximo comisario español estuviera en la agenda. Pero varios eurodiputados lo han planteado y finalmente todos los grupos –salvo el Partido Popular Europeo y los conservadores del grupo que lideran los tories británicos- han acordado enviar este martes una carta a Juncker para mostrar su inquietud por el hecho de que Arias Cañete, que en campaña electoral hizo unas controvertidas declaraciones sobre la supuesta superioridad intelectual masculina, integre la próxima Comisión Europea.

"Quisiera expresar mi preocupación sobre los recientes y repetitivos comentarios sexistas que ha hecho el comisario designado", asegura el texto, que firma la presidenta de esta comisión, la socialdemócrata Iratxe García. La misiva pide la cooperación de Juncker "y el compromiso del señor Cañete de que aplicará sistemáticamente la doctrina de género en sus políticas".

Más beligerante se muestra la izquierda minoritaria, que ha arrancado una recogida de firmas contra el nombramiento de Arias Cañete. Con el título #Stopcanete, representantes españoles de los grupos europeos de Izquierda Unitaria y Los Verdes piden al Ejecutivo comunitario que reconsidere el cargo que ha reservado al español por sus posibles conflictos de intereses. “Sus vínculos familiares son demasiado estrechos. No vale decir que ha vendido ahora la participación que tenía en dos empresas petroleras cuando las ha mantenido todo el tiempo que ha estado en Madrid”, ha argumentado Ernest Urtasun, de Iniciativa per Catalunya.

Urtasun alude al 2,5% que el recién designado comisario mantenía hasta hace pocos días en dos empresas petroleras, Petrolífera Ducar y Petrologis. Ante las críticas que emergieron en Bruselas sobre los intereses en el sector de un comisario que tendrá que liderar la política energética en Europa, Arias Cañete decidió vender, pero tanto estas dos empresas –con más del 70% del capital en manos de su familia- como otras del sector permanecen relacionadas con su entorno.

Las posibilidades de que todo este revuelo acabe con un suspenso del Parlamento a su cartera son escasas. El principal motivo reside en la tibieza que muestran los socialdemócratas, incómodos con la figura de Arias Cañete, pero temerosos de provocar su caída porque los eurodiputados del Partido Popular Europeo podrían rechazar también a algún comisario progresista (por ejemplo, el francés Pierre Moscovici). Aunque los promotores de la campaña de firmas aseguran que ya hay algunos eurodiputados socialdemócratas que se han adherido, resulta improbable que se trate de una postura mayoritaria.

Fuentes socialistas aseguran que todo dependerá de cómo vaya la comparecencia del comisario español ante las dos comisiones que le atañen, Industria y Energía por un lado y Medio Ambiente por otro. El voto favorable del Parlamento Europeo es necesario para refrendar a la Comisión Europea, que debe tomar posesión el próximo 1 de noviembre. “Más allá de la credibilidad de Cañete, estamos hablando de la de Juncker”, ha abundado el diputado de Equo Florent Marcellesi.

El propio Juncker ha dado ya explicaciones por escrito al grupo de Los Verdes en el Parlamento Europeo, que le escribió para alertarle de esas actividades empresariales de Cañete. La respuesta del próximo presidente de la Comisión Europea ha sido escueta y fundada en la confianza que ha depositado en el comisario español: “Hablé con el señor Arias Cañete y me ha asegurado que todas sus actividades se ajustan completamente a la legislación. Me ha reafirmado su total compromiso con el código de conducta de los comisarios”, alega el nuevo responsable del Ejecutivo comunitario en una carta remitida a Los Verdes.

A la espera de ver el desarrollo, no cabe duda de que la comparecencia este miércoles del próximo comisario español estará dominada por estos dos asuntos espinosos, sus vínculos con la industria energética y sus palabras sobre la mujer. El presidente de la Comisión de Industria, uno de los eurodiputados que dirigirá la comparecencia de Cañete, admitió el lunes que ambas cuestiones se tratarán en la sesión de mañana. "Arias Cañete las abordará al principio. Si hay muchas preguntas al respecto o no dependerá de esos comentarios iniciales. Esperamos que los aclare; la igualdad de género es un asunto muy importante”, explicó a la prensa Jerzy Buzek, miembro del Partido Popular Europeo.