Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNA

Celebrando nuestra cultura y raíces compartidas con América Latina

EE UU celebra el Mes de la Herencia Hispana, un tiempo para honrar la rica herencia de la comunidad latina

La semana pasada marcó el inicio del Mes de la Herencia Hispana, un tiempo para honrar la rica herencia de la comunidad latina y celebrar sus innumerables logros. Es a la vez una oportunidad para celebrar los lazos familiares, culturales y económicos que tantas personas que viven en Estados Unidos comparten con América Latina.

América Latina está en auge; es una región orgullosa de su camino hacia adelante para convertirse en una clase media segura y democrática por primera vez en su historia. Las políticas de la Administración del Presidente Obama están diseñadas para mejorar y dar soporte a esta tendencia. A lo largo del continente americano, estamos comprometidos con una causa común para fortalecer la seguridad de los ciudadanos y las instituciones democráticas, incrementar las oportunidades económicas y la prosperidad, promover la inclusión social para todos, sin olvidar a las poblaciones vulnerables, y desarrollar un futuro de energía limpia y segura mientras trabajamos conjuntamente para hacer frente al cambio climático.

El Hemisferio Occidental tiene un enorme potencial -económica, política y socialmente- y Estados Unidos mantiene su compromiso de trabajar con sus socios para aprovechar las oportunidades compartidas y hacer frente a los desafíos comunes, en particular mediante el activo compromiso del Presidente y del Vicepresidente.

También estamos centrados en la profundización de las relaciones entre nuestros pueblos a través de iniciativas como “La fuerza de 100,000 en las Américas”, que se centra en el incremento de oportunidades educativas y en el intercambio a fin de construir enlaces entre los pueblos del continente americano, y hacer que nuestra región sea más competitiva. El Presidente Obama dio luz verde a La fuerza de 100,000 en las Américas para conseguir el objetivo de traer a Estados Unidos 100.000 estudiantes cada año para estudiar, mientras que también aumenta a 100.000 el número de personas que viven en Estados Unidos que estudian en el extranjero dentro del hemisferio. Y lo hizo desde la convicción de que una mayor oportunidad educativa y el intercambio servirán a los intereses de nuestros países -desarrollo de nuevos oficios, aumento de oportunidades de empleo, construcción de puentes a través de las fronteras- y, en última instancia, mejorará las relaciones entre Estados Unidos y nuestros vecinos.

Justo la semana pasada al comienzo del Mes de la Herencia Hispana, la Casa Blanca recibió al primer Embajador de la Inclusión de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), el cantante y compositor de pop latino y vallenato Carlos Vives. Desde esta responsabilidad, Carlos promoverá la inclusión social y económica de las comunidades afrocolombianas e indígenas en Colombia, que es esencial para que el país pueda superar décadas de conflicto y avanzar hacia la paz. Esta alianza se basa en el esfuerzo de una década de la USAID en apoyar a las comunidades afrocolombianas e indígenas para promover su inclusión, sus derechos y sus oportunidades económicas.

Hoy, los orígenes de decenas de millones de personas que viven en Estados Unidos se remontan a América Latina. Millones de trabajadores se ganan la vida con los buenos empleos que han surgido gracias al comercio entre nuestras naciones. Estados Unidos es un país más próspero y más diverso gracias a la asociación con nuestros vecinos del sur. El Presidente, el Vicepresidente, y toda la Administración continuarán construyendo, sobre una herencia común, nuestra relación económica y nuestros valores compartidos para enriquecer la vida de nuestros pueblos.

 

*Katherine Vargas es la Directora de Medios Hispanos en la Casa Blanca