Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irán hace pública la operación quirúrgica de su líder supremo

El ayatolá Jamenei, jefe de Estado desde 1989, ha sido intervenido con exito de la próstata

El presidente iraní (dcha) visita al ayatolá (izda) tras la operación Ampliar foto
El presidente iraní (dcha) visita al ayatolá (izda) tras la operación Efe

El líder supremo de Irán, Ali Jamenei, fue sometido esta mañana con éxito a una operación quirúrgica para solucionar un problema de próstata, informaron este lunes los medios iraníes. Jamenei confirmó la noticia ante las cámaras momentos antes de la hospitalización en una comparecencia inaudita, según destaca France Presse, que resalta que la salud del jefe de Estado ha sido fuente de especulación debido al hermetismo en torno a su figura.

La agencia local Tasnim difundió un vídeo esta mañana en el que se mostraba al líder haciendo un llamamiento a la calma: "Si, voy a ser operado y voy al hospital ahora. Por supuesto no hay necesidad de preocuparse. Eso no significa que la gente no deba rezar. Si Alá quiere, no debe ser un motivo de preocupación. Es una operación ordinaria y normal", aseguró Jamenei antes de ser hospitalizado en un centro público de Teherán. "Alá todopoderoso ayudará y el trabajo se hará bien", añadió el ayatolá de 75 años. El doctor a cargo del equipo médico aseguró que los pacientes que se someten a esta operación tienden a reposar entre tres y cinco días.

En enero de 2007, tras una serie de ausencias, circularon rumores sobre la muerte de Jamenei ya que éste no informó de que tenía gripe. En los últimos años, se especulaba que Jamenei padecía un cáncer de próstata, destaca France Presse. Esta misma agencia de noticias señala que como líder supremo, Jamenei ostenta un control directo del aparato mediático del Estado así que el anuncio de su hospitalización requeriría su visto bueno.

Jamenei es el jefe de Estado de Irán, líder supremo de la Revolución Islámica y guardián jurista del país. Aunque generalmente no toma parte en el devenir cotidiano de la política, el líder supremo en Irán nombra a muchos de los cargos importantes del país (el jefe de la Justicia, varios miembros del Consejo de Guardianes, los presidentes de los medios de información públicos y los jefes del Ejército y la Guardia de la Revolución, entre otros) y delimita las líneas de la política exterior y nuclear en el país, "previa consulta al Consejo de Exigencia de la Nación", según recoge la sección 1 del artículo 110 de la Constitución iraní. Jamenei es elegido por la Asamblea de Expertos, compuesta por 86 clérigos y que lo confirman en el cargo cada ocho años aunque, bajo determinadas circunstancias, podrían también cesarlo en cualquier momento. El predecesor al cargo, el ayatolá Ruholah Jomeini, fue el fundador de la República Islámica de Irán y ostentó el puesto desde la revolución, en 1979, hasta su muerte diez años más tarde.