Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OSCE dice que el alto el fuego en Ucrania se está cumpliendo

La OSCE, encargada de supervisar la tregua, apunta que los próximos días serán cruciales

Observadores de la OSCE en un punto de control del Ejército ucranio el 8 de septiembre en Mariúpol Ampliar foto
Observadores de la OSCE en un punto de control del Ejército ucranio el 8 de septiembre en Mariúpol AFP

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) ha informado este lunes de que el alto el fuego en el este de Ucrania, en vigor desde el viernes, se ha cumplido "en general", aunque ha advertido de que sigue siendo "débil".

"En general, el alto el fuego se ha mantenido, aunque todavía es débil", ha dicho Thomas Greminger, embajador de Suiza, país que actualmente ostenta la Presidencia de la OSCE, en el marco de la reunión extraordinaria que se ha celebrado este lunes. En consecuencia, el líder de la organización regional, que tiene 250 observadores desplegados en la zona, ha apuntado que los próximos días serán cruciales para determinar el éxito de la tregua firmada el viernes. Greminger pidió a los 57 países asociados a la OSCE hacer donaciones, como vehículos blindados, para poder supervisar mejor el alto el fuego. El presidente de la OSCE, Didier Burkhalter se mostró pesimista en relación al cumplimiento del cese de hostilidades. "No soy optimista en absoluto. Puede funcionar si se quiere, si los actores realmente dan una oportunidad a una solución duradera", auguró el también presidente de Suiza. Respecto a la nueva ronda de sanciones que la Unión Europea ultima contra Rusia, Burkhalter declaró que no se puede esperar resolver la crisis ucrania solo a través de este tipo de medidas e instó a más contactos directos al más alto nivel, en concreto entre los presidentes ucraniano y ruso.

Tanto las autoridades ucranias como los separatistas de las regiones de Donetsk y Lugansk se han acusado mutuamente de romper el cese de hostilidades. El Ejército ucranio acusó a los prorrusos de tirotear anoche, sin causar víctimas mortales, sus posiciones junto a las localidades de Nizhnaya Krynka, Zhadonivja, Zolote, Peski y Fashivka. El sábado, la localidad de Donetsk, uno de los bastiones separatistas, y el puerto de Mariúpol, bajo control del Ejército ucranio, fueron blanco de ataques de artillería. Los prorrusos de Donetsk, por su parte, han denunciado que el domingo las tropas de Kiev se saltaron el alto el fuego en siete localidades, dejando un muerto en Marúpol y una decena de heridos entre la población civil.

El Gobierno de Petro Poroshenko y los separatistas prorrusos firmaron el viernes en Minsk un acuerdo de alto el fuego que incluye también un intercambio de prisioneros, la retirada del armamento pesado --aunque las tropas seguirán en sus posiciones-- y un corredor humanitario. Desde abril, los choques en el este del país entre fuerzas gubernamentales y separatistas se han saldado con más de 3.000 muertos, según cifras divulgadas por la ONU este lunes.