Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

España defiende la fuerza de su infraestructura en América Latina

La visita de Ana Pastor a Costa Rica coincide con el interés en desarrollar un proyecto ferroviario

Ana Pastor, con el presidente costarricense, Luis Guillermo Solís.
Ana Pastor, con el presidente costarricense, Luis Guillermo Solís. EFE

Frente a las dificultades del consorcio de Sacyr en el Canal de Panamá o de proyectos de menor escala en Costa Rica, España ofrece sus números de colocación de inversiones en el mundo. Los 52.500 millones de dólares (40.000 millones de euros) en contratos obtenidos por empresas españolas en 2013, buena parte de ellos en Latinoamérica, son la principal palanca para ofrecer engrosar el flujo de capitales en materia de infraestructura en Costa Rica y México.

Lo ha dicho la ministra de Fomento española, Ana Pastor, durante una rápida visita este lunes al país centroamericano, deficitario en infraestructura pública, y a su nuevo gobernante, Luis Guillermo Solís. “Las cosas se han hecho razonablemente bien”, ha contestado la ministra en referencia a la internacionalización de las empresas españolas de ingeniería civil y su desempeño en los países destino.

“México y Costa Rica son dos países muy afines en lo político y lo económico. Son dos de los países donde no habíamos estado y entendíamos que era importante hacerlo en este momento, con nuevo gobierno aquí”, ha declarado Pastor antes de reunirse con Luis Guillermo Solís y viajar luego rumbo a México. A él le ha ofrecido “toda la colaboración que necesiten del Gobierno de España” y su experiencia en infraestructura en transportes, con evidencia en las obras en suelo español en los últimos 30 años y la participación de sus empresas privadas en Latinoamérica. En el caso de Costa Rica, contratos por 787 millones de dólares (600 millones de euros).

La visita no ha girado en torno a ningún proyecto en concreto, al menos en público, aunque es sabido el interés de Costa Rica por desarrollar su precaria red ferroviaria y de España por aumentar su participación en este sector. Pastor ha estado acompañada de Julio Gómez-Pomar, presidente de la Red Nacionalde Ferrocarriles Españoles (RENFE), el secretario de Estado para Infraestructura y Transporte, Rafael Catalá y Pablo Vásquez, de Ineco, empresa de ingeniería y consultoría del Ministerio de Fomento español. Esta empresa donó un estudio de factibilidad por 500.000 dólares para un proyecto firmado por el gobierno costarricense anterior y sin apoyo del actual, reticente a atarse a parámetros ferroviarios españoles.

“Estamos a disposición en todos los proyectos de este nuevo gobierno”, ha insistido Pastor, confiada en que pese más el know how de las instituciones y empresas españolas que los obstáculos sabidos de Sacyr en Panamá, motivo de conflicto a comienzos del 2014, y sus efectos sobre la “marca España” en esta región centroamericana.