Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abbas dice que Netanyahu acepta un Estado palestino en las fronteras de 1967

Sostiene que el líder israelí dio el visto bueno en una reunión secreta aunque su oficina lo niega

Abbas reza por los muertos en Gaza, el martes en Ramala.
Abbas reza por los muertos en Gaza, el martes en Ramala. AFP

El presidente palestino Mahmud Abbas ha hecho esta noche un anuncio que, de confirmarse, puede calificarse de histórico. Según ha dicho en una intervención televisiva desde la Mukata de Ramala, el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu habría aceptado “delante de él” un Estado palestino sobre las fronteras de 1967, las previas a la ocupación israelí. Nunca antes se había comprometido con esas lindes. Estas declaraciones confirman de forma implícita que ambos líderes se han visto cara a cara, como esta mañana indicaba la prensa de Jordania, un encuentro que ninguna de las partes implicadas había confirmado hasta ahora.

Aunque Netanyahu todavía no se ha pronunciado, si lo ha hecho su oficina, que niega rotundamente las declaraciones de Abbas: "Una cosa así nunca ha ocurrido", ha dicho una fuente de la oficina del primer ministro israelí al diario Haaretz.

Según Abbas, en este supuesto encuentro, que se habría producido en Amman el lunes, se habría acordado abrir ahora un proceso negociador para afinar esas fronteras, ya que la realidad ha cambiado desde hace 47 años y ahora, por ejemplo, hay que ver qué ocurre con los 600.000 colonos que residen en suelo ocupado palestino, tanto en Cisjordania como en el este de Jerusalén. El estatus de la capital triplemente santa, cuya zona oriental Abbas reclama como capital de su futuro país de pleno derecho, es otro de los principales escollos en el debate.

Hasta ahora, Netanyahu había reconocido la necesidad de crear un Estado palestino pero no había aclarado qué dimensiones tendría y, de hecho, ha seguido ampliando a un ritmo acelerado los asentamientos. En 2009, en un discurso en la Universidad de Bar Ilan, dijo que defendía una “solución de dos Estados para dos pueblos”, pero nunca ha aceptado que sea sobre esas fronteras del 67, que incluirían toda Cisjordania, Gaza y el este de Jerusalén.

Abbas ha confirmado esta noche que no va a “aceptar” una independencia parcial, es decir, que no tolera que la soberanía se entregue se forma progresiva, por ejemplo, sobre los territorios llamados A (bajo pleno control palestino), B (bajo control civil palestino pero bajo control militar israelí) y C (bajo pleno control de Israel, que supone el 62% del suelo cisjordano). “Queremos algo definitivo”, ha remarcado. Israel, denuncia, “es el único país del mundo que no tiene delimitadas sus fronteras”.

El máximo negociador palestino, Saeb Erekat, va a liderar una comitiva que la semana que viene se reunirá con el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, en una cita que no ha trascendido dónde tendrá lugar. En ella le expondrán estos supuestos avances con Israel. El presidente Barack Obama, como la Unión Europea, ha defendido en público y reiteradamente que desea un estado palestino sobre la base del 67. “Nosotros preguntaremos a Estados Unidos y a Israel y esperaremos un día, una semana, un mes”, ha manifestado Abbas.

Si hay un acuerdo, Palestina, dice, será “libre”. “No podemos esperar otros 20 años [el tiempo en el que han fracasado los sucesivos procesos de paz] y no aceptamos que cada dos años Israel desencadene otra guerra sobre nosotros”, denuncia.

Justo en la noche del martes, cuando entró en vigor la tregua indefinida entre las facciones palestinas e Israel en Gaza, Abbas presentó al liderazgo palestino un plan por el que proponía alcanzar la plena independencia -desde noviembre de 2012 Palestina es Estado observador, no miembro, en Naciones Unidas- fijando un calendario con la comunidad internacional, bien mediante una conferencia, bien mediante una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Abbas apostaba por ir por una nueva senda, sin tener que negociar con Israel.

A falta de que las palabras se concreten en hechos, no hay respuesta alguna de Israel a las palabras del rais palestino. Sin embargo, varios medios locales confirmaron que esta noche se ha reunido el Gabinete de Netanyahu. Algunas fuentes señalan que la cita ya estaba prevista para evaluar el levantamiento parcial del cerco de Gaza, pero otras añaden que esta entrevista con Abbas estará forzosamente en el orden del día. Nada ha trascendido por el momento.

Más información