Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Peña Nieto en California: “La reforma migratoria es una cuestión de justicia”

El presidente se reúne por primera vez en su mandato con “el otro México”

El gobernador del Estado promete acortar los tiempos para cruzar la frontera de Tijuana

El gobernador Jerry Brown, el presidente Enrique Peña Nieto y la primera dama Angélica Rivera, el lunes en Los Ángeles.
El gobernador Jerry Brown, el presidente Enrique Peña Nieto y la primera dama Angélica Rivera, el lunes en Los Ángeles. AP

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, saludó este lunes por primera vez en su mandato al “otro México”, en sus propias palabras, en el primer día de su visita oficial a California, el Estado más rico y más poblado de EE UU, en el que uno de cada tres habitantes es origen mexicano. Peña Nieto agradeció al Gobierno de California las leyes que, en los últimos tres años, han mejorado la vida para los inmigrantes en este Estado y consideró inevitable que, debido a los cambios demográficos, en el futuro el resto de EE UU acabe siguiendo el ejemplo. “La reforma migratoria es una cuestión de justicia para quienes tanto aportan al desarrollo de la sociedad norteamericana”, afirmó ante un auditorio de 700 personas entre las que estaban todas las fuerzas vivas de la comunidad mexicana en Los Ángeles.

La reforma migratoria, el gran tema que preocupa a la comunidad inmigrante, es la propuesta para cambiar ciertas leyes que permitan una salida legal a 11 millones de indocumentados en Estados Unidos. El Senado de EE UU logró aprobar un texto pactado entre sectores de los dos partidos, pero la mayoría del partido republicano en la Cámara de Representantes bloqueó su aprobación y prácticamente ha acabado con cualquier esperanza sobre la misma.

El intercambio comercial entre México y California es igual que entre México y toda la Unión Europea

La posición del Gobierno de México al respecto ha sido de respeto a un asunto complejo y que compete a otro país, aunque sin ocultar sus esperanzas de que se apruebe. Ante los representantes de la comunidad inmigrante en Los Ángeles, Peña Nieto no eludió el asunto: “Desde que se inició un debate sobre una posible reforma migratoria, el Gobierno de México mantiene un diálogo propositivo con la sociedad estadounidense. La posición de México es muy clara, queremos ser un factor de cohesión y no de división. Queremos apoyar la construcción de acuerdos que permitan hacer realidad la reforma migratoria”.

Peña Nieto se encuentra en California en una visita de dos días en respuesta a la invitación que le formuló el gobernador, Jerry Brown, con el que estuvo en Ciudad de México a finales de julio con una delegación empresarial interesada en las reformas de México que suponen la apertura de mercados como los de telecomunicaciones y energía. Este lunes, en Los Ángeles, Brown calificó a Peña Nieto de “líder comprometido con las reformas en su país”. El intercambio comercial entre México y California supera los 60.000 millones de dólares, igual que el de México con toda la Unión Europea. Solo con la ciudad de Los Ángeles, esa cifra es de 15.000 millones.

La mitad de los estudiantes del Estado son de origen hispano. Ese es el futuro de California", dijo el gobernador Brown

En California se encuentran un tercio de los 11 millones de inmigrantes indocumentados de EE UU. Un 38% de la población del Estado, el más poblado de EE UU, se identifica como hispano o latino. Uno de cada tres californianos es de origen mexicano, según destacó Peña Nieto. La ciudad de Los Ángeles tiene la misma proporción, un tercio de población mexicana. Se trata de la ciudad con más mexicanos fuera de México. Si se cuenta solo el área metropolitana es, en población, la segunda ciudad más grande de México después de DF.

Peña Nieto destacó la diferencia entre California y “otros Estados que lamentablemente no han evolucionado tanto”, sin mencionar expresamente a Arizona y Texas. Estados que “todavía escatiman reconocimientos y, peor aún, los derechos de los inmigrantes. La imposición de medidas discriminatorias no solamente es éticamente reprobable, sino que se aleja de los principios de responsabilidad compartida y de buena vecindad”. “A quienes todavía apuestan por la exclusión, por la discriminación o el rechazo a la diversidad solo tengo una cosa que decirles, el futuro muy próximo demostrará su error ético”.

El acto se celebró en el legendario hotel Billmore del centro de Los Ángeles y Brown fue el único de toda la sala que necesitó traducción simultánea para entender los discursos. También fue el único que recibió una ovación en pie del auditorio de mexicanos. Su administración ha firmado avances como el permiso de conducir para indocumentados o la posibilidad de acceder a créditos de educación superior. Brown, que se presenta a la reelección el próximo noviembre, destacó el cambio profundo que la demografía ha provocado en California en los últimos 20 años. “En California gastamos miles de millones de dólares en programas para estudiantes que no hablan inglés. ¡Eso no pasa en ningún otro sitio! La mitad de los estudiantes de California son de origen hispano. Ese es el futuro de California”, dijo Brown entre aplausos.

El gobernador anunció también que ha acordado con el Gobierno de México poner en marcha un plan para reducir los tiempos de espera en el paso fronterizo de San Ysidro-Tijuana, la frontera terrestre más transitada del mundo, con unos 30 millones de cruces anuales. Actualmente, los tiempos de espera en coche pueden llegar a tres horas. Brown se comprometió a lograr que la frontera se pueda cruzar en 20 minutos.

Entre el público se encontraban importantes empresarios mexicanos en California, líderes de asociaciones de inmigrantes y personajes de la cultura y la política californianas. Peña Nieto viaja con una delegación empresarial y con 11 gobernadores de Estados mexicanos. El martes, el presidente de México tiene previsto almorzar con el gobernador Brown en Sacramento y hablar ante la Asamblea estatal.

Más información