Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gobernador de Texas califica de “injusticia” el proceso en su contra

El republicano Rick Perry posa sonriente a la foto de archivo del juzgado antes de enfrentar dos cargos por abuso de poder

Rick Perry deja la corte de Travis en Austin (Texas).
Rick Perry deja la corte de Travis en Austin (Texas). REUTERS

El gobernador de Texas, Rick Perry, llegó este martes a la corte criminal donde es procesado por dos acusaciones sobre abuso de poder. Sin orden de arresto en su contra, el mandatario ha seguido el protocolo y aprovechó la luz de los reflectores. Hacia las cinco de la tarde al tribunal del condado de Travis, donde le tomaron sus huellas digitales y le hicieron la foto de prontuario, en la que el político republicano sale sonriendo.

Perry fue acusado la semana pasada de abusar de su capacidad oficial y de coerción en el servicio público por el jurado investigador del condado de Travis. Los dos son considerados delitos graves. El caso se basa en la decisión del gobernador de retener el financiamiento (7,5 millones de dólares) para la división de la fiscal de distrito, Rosemary Lehmberg, luego de que ella se negara a renunciar tras su arresto por conducir en estado de ebriedad.

El gobernador ejerció una fuerte presión para que Lehmberg dimitiera y luego usó su poder de veto para impedir que los fondos del presupuesto estatal fueran asignados.

En medio de una gran atención mediática, Perry caminó hacia el recinto. “Entraré a esta corte con la cabeza en alto, sabiendo que las acciones que tomé fueron legales y correctas”, aseguró. “Combatiré esta injusticia con cada fibra de mi ser”, agregó.

Foto de Rick Perry para los archivos de la corte de Travis, al llegar al juzgado para enfrentar los cargos en su contra. ampliar foto
Foto de Rick Perry para los archivos de la corte de Travis, al llegar al juzgado para enfrentar los cargos en su contra. AP

Este lunes, el gobernador presentó a su equipo legal donde figuran abogados como Tony Buzbee, David Botsford, Bobby Burchfield —el ex asesor legal del Presidente George H. Bush—, Ben Ginsberg, el ex asesor de George W. Bush y el expresidente de la Corte Suprema de Texas Tom Phillips.

“Los cargos en contra del gobernador son un ataque sucio no solo al estado de derecho, sino a la Constitución de Estados Unidos, al estado de Texas y también a las protecciones de las que todos disfrutamos”, declaró Buzbee.

El equipo defensor de Perry se concentró en atacar a Lehmberg. Un arma que también está utilizando su campaña política. Este martes, momentos después que se anunciara que el gobernador se presentaría en la cárcel, el tesorero del Comité de Acción Política de Perry (RickPAC) Corry Bliss, envió un correo electrónico con un vídeo donde se muestra el arresto de Lehmberg. La mujer se ve ebria, amarrada y pateando puertas, Las imágenes se acompañan con la voz de diferentes presentadores de noticias que narraron el hecho.

El vídeo se titula “Poniendo las cosas claras”, Bliss agrega en el mensaje que hay una “cacería de brujas en contra del gobernador” y finaliza pidiendo apoyo para el PAC. La organización se registró con el Comité Federal de Elecciones el pasado 31 de julio y se definió como una herramienta que ayudará a candidatos republicanos que comparten las prioridades de Perry, como responsabilidad fiscal, impuestos bajos, seguridad fronteriza y creación de empleo.

La movida política de Perry ha despertado al engranaje nacional demócrata. Este martes Michael Czin, secretario de prensa del Comité Nacional Demócrata aseguró que “esto puede ser un espectáculo para Rick Perry, pero nada puede cubrir dos acusaciones por delitos graves. Cuando tenga su día en la corte, se decidirá su caso por los hechos, no el teatro”.

Perry ha gobernado Texas durante los últimos 14 años. Su imagen ha cobrado un fuerte impulso luego de la postura que adoptó este año frente a la crisis humanitaria desatada por los menores centroamericanos en la frontera, en la que apeló a la Guardia Nacional y al cierre total del cruce para evitar el paso de los niños a su territorio.

Figuras de peso en el partido republicano, como el gobernador Chris Christie de Nueva Jersey, el exgobernador de Florida Jeb Bush y el gobernador Bobby Jindal de Louisiana, le han dado su apoyo. “Tengo completa confianza en la integridad y honestidad de Perry”, declaró Christie.

La oficina de Perry aseguró que el gobernador seguirá con la agenda que tiene planificada para los próximos meses, que incluye visitar estados claves para la elección como Iowa y New Hampshire, entre otros, para preparar su campaña por la nominación republicana para las presidenciales estadounidenses de noviembre de 2016.