Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los kurdos y EE UU bombardean a los yihadistas cerca de Mosul

Aviación de EE UU y tropas peshmergas combaten por el control de la principal presa de Irak

Los radicales del EI matan a 80 yazidíes y secuestran a decenas por no convertirse al islam

Yazidíes huidos en un campo de refugiados en el Kurdistán
Yazidíes huidos en un campo de refugiados en el Kurdistán AFP

Fuerzas kurdas apoyadas por la aviación americana, que ha utilizado cazas y drones, han lanzado este sábado una dura ofensiva para recuperar la presa de Mosul, al norte de Irak, lugar estratégico dominado por los radicales del Estado Islámico (EI) desde el 8 de agosto. La ofensiva se ha intensificado después de que el EI matase a decenas de miembros de la minoría yazidí por no convertirse al islam.

"Los combatientes kurdos, con el apoyo de los americanos, han tomado el control del lado oeste" ha asegurado a AFP el general Abdel Rahmane Korini, quien asegura que han matado a varios miembros del EI, once según fuentes de las fuerzas de seguridad citadas por la BBC. Otras fuentes elevan la cifra por encima de la veintena. Según testimonios de testigos sobre el terreno, los bombardeos se han iniciado por la mañana y los enfrentamientos sobre el terreno a mediodía.

El EI controla Mosul, la segunda ciudad de Irak,  y lucha en el norte del país para ampliar su declarado "califato"

El EI controla Mosul, la segunda ciudad de Irak, desde el pasado 10 de junio y lucha en el norte del país para ampliar su declarado "califato", como cuando el pasado día 5 tomó la población de Sinyar, lo que desencadenó una crisis humanitaria denunciada por la ONU. La presa de Mosul es de las principales reservas estratégicas de agua de Irak, con una capacidad de varios millones de metros cúbicos y está localizada a 23 kilómetros al suroeste de la ciudad de Dohuk, en la región del Kurdistán, y es una de las instalaciones estratégicas más importantes de Irak.

Además, constituye una amenaza importante para las ciudades iraquíes en caso de producirse un colapso de la misma, ya que está situada en suelo arenoso, por lo que necesita de una continua inyección de cemento.

Decenas de yazidíes muertos

Por otra parte, los radicales han asesinado a decenas de hombres yazidíes (80 según el balance provisional de las autoridades) junto a la ciudad de Sinyar, en el norte de Irak, después de que estos rechazasen convertirse al islam, según han informado este sábado a Efe varios testigos. Los asesinos condujeron a los 80 yazidíes a la casa del jeque tribal Ahmed Yasua, en la aldea de Kuyua junto a Sinyar, a 90 kilómetros de Mosul, y, cuando estos se negaron a abrazar el islam como les exigían los radicales, los ejecutaron, explicó a Efe el testigo y periodista local Kafah Mahmud al Sinyari.

Se trata de la segunda vez que los combatientes del EI asesinan de forma masiva a yazidíes por rechazar abjurar de su fe, después de la matanza de un grupo de 77 personas, entre ellas 33 mujeres y un niño, hace una semana. La fuente explicó que los yihadistas insultaron y vejaron a las mujeres e hijos de los ejecutados, y después trasladaron a las familias (alrededor de 500 personas) a otro lugar a las afueras de Sinyar.

De etnia kurda, los orígenes de esta minoría religiosa preislámica que aúna elementos de las creencias monoteístas se remontan a varios siglos atrás. Se calcula que unos 500.000 yazidíes viven en Irak, la mayoría en la provincia septentrional de Nínive, mientras que la diáspora se concentra principalmente en Alemania (50.000).

Más información