Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una vida política de éxito

Campos fue diputado, ministro de Lula da Silva y gobernó el Estado de Pernambuco en dos ocasiones

Campos estaba en tercer lugar en los sondeos.
Campos estaba en tercer lugar en los sondeos. Getty Images

El hasta este miércoles, candidato del Partido Socialista Brasileño (PSB), Eduardo Henrique Accioly Campos, nació en Recife, la capital del Estado de Pernambuco —noreste de Brasil—, el 10 de agosto de 1965. Era hijo del poeta y cronista Maximiano Campos y de la exdiputada y actual ministra del Tribunal de Cuentas de la Unión, Ana Arraes. Nieto de Miguel Arraes, un histórico socialista brasileño que gobernó el Estado de Pernambuco durante tres mandatos. Campos fue diputado estatal y federal hasta que, en 2004, se convirtió en el ministro de Ciencia y Tecnología del Gobierno del expresidente Lula da Silva. Fue elegido gobernador del mismo Estado que su abuelo Arraes en 2006 y reelegido en 2010. Este año dimitió del cargo para presentarse como candidato a la presidencia de la República por el PSB, del cual también era presidente. La ambientalista Marina Silva era su vicepresidenta.

Campos se licenció en economía por la Universidad Federal de Pernambuco, donde inició su vida política en la década de los ochenta como presidente del Directorio Académico de la Facultad de Economía. En 1986, participó en la campaña electoral de su abuelo Arraes, que lo llevó al gobierno del Estado de Pernambuco. Se convirtió, el año siguiente, en el jefe de gabinete de su gobierno.

Se afilió al PSB en 1990, y ese mismo año fue elegido diputado estatal por Recife. En 1994, fue diputado federal donde pidió una licencia laboral para integrar, una vez más, el gobierno de su abuelo y ocupar la silla de Secretario de Hacienda de Pernambuco entre 1995 y 1998. En este año volvió a ganar las elecciones para diputado federal.

En 2004, asumió el Ministerio de Ciencia y Tecnología del gobierno Lula y, el año siguiente, la presidencia del PSB. Fue reelegido en 2011 y su mandato habría terminado en 2014.

En 2006, ganó las elecciones para el gobierno de Pernambuco y se reeligió en 2010 con el 80% de los votos, lo que le convirtió en el gobernador con más votos en Brasil. Durante estos mandatos Campos logró reducir los homicidios en un 29% -en 2007 era de 52,7 muertos por 100.000 habitantes y, en 2012, el último dato disponible, era de 37,1-.

Hasta 2013, su partido formaba parte de la coalición del gobierno de la presidenta Dilma Rousseff. Ese año decidió dejar la alianza y pidió a sus correligionarios que dejaran sus cargos en el Ejecutivo federal.

Este año, dejó el cargo de gobernador para postularse a las elecciones presidenciales. Y sorprendió a todos al vincularse con la ambientalista Marina Silva. Campos estaba en tercer lugar en los sondeos –tenía cerca de un 10% de simpatizantes-. Defendía el pase libre para los estudiantes en el transporte público y una mayor participación del Gobierno Federal en la seguridad pública. Era considerado una tercera vía a la polarización entre el Partido de los Trabajadores (PT) y el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y su bandera era una “nueva forma de hacer política” en Brasil.

Campos era padre de cinco hijos con su mujer Renata Campos, también economista y auditora del Tribunal de Cuentas del Estado de Pernambuco.

Más información