Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un candidato ajeno a la política gana en Eslovenia con un discurso anticorrupción

Cerar, un profesor de Derecho que fundó su partido hace seis semanas, obtiene el 35% de los votos

Declaraciones de Miro Cerar Reuters Live!

Un partido de centro izquierda formado hace solo seis semanas por un profesor de Derecho Constitucional sin experiencia política ha ganado las elecciones de este domingo en Eslovenia. La formación de Miro Cerar (SMC, llamado igual que su candidato principal), que ha basado su campaña en la lucha contra la corrupción y que busca “devolver la moral a la política”, ha obtenido 36 de los 88 escaños en el Parlamento esloveno (el 35% de los votos), según el recuento total del escrutinio, aunque los resultados no serán definitivos hasta el 29 de julio. El desembargo de Cerar, de 50 años, deja cierta incertidumbre sobre el paquete de tajantes reformas económicas emprendidas en 2013 por Eslovenia para evitar el rescate Europeo; entre ellas, la privatización de 15 empresas públicas. El jurista, que se perfila como primer ministro, ya ha declarado que reconsiderará algunas.

Cerar, hijo de un doble medallista olímpico en gimnasia y una exministra de Justicia liberal, necesitará apoyos para gobernar. Los analistas apuntan que probablemente formará coalición con otros partidos de izquierda; sobre todo con el Partido Democrático de los Jubilados, que ha obtenido 10 escaños. Si se concreta, el de Cerar será el cuarto Gobierno en Eslovenia desde que se inició la crisis económica en 2008. La recesión ha golpeado con dureza este país balcánico (unos dos millones de habitantes), que registra una tasa de desempleo del 10.8% y que ha llegado a acumular un déficit público del 20% de su PIB; problemas a los que se han sumado continuos escándalos de corrupción y clientelismo. De hecho, el ex primer ministro Janez Jansa, líder de la oposición en el Partido Demócrata (SDS), ha desarrollado su campaña electoral desde prisión, donde cumple una condena de dos años por haber cobrado sobornos en 2006. Su formación obtuvo el 21% de los votos.

“El resultado de las elecciones dice mucho del clima de inestabilidad política y del estado de la democracia eslovena”, subraya Cirila Toplak, profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de Liubliana. “Los votantes están cansados de los partidos políticos tradicionales y están dispuestos a confiar en nuevas caras, independientemente de su falta de perfil político”, sigue. Esta experta explica que desde 2008, como en otros países, han surgido en esta exrepública yugoslava otros cuatro “partidos supernova” del estilo del de Cerar, que integra en sus filas a universitarios y emprendedores alejados de la política. Uno de ellos es el partido Eslovenia Positiva (PS), que ganó las elecciones anticipadas de 2011, y que no ha logrado entrar en el Parlamento.

Toplak considera, sin embargo, que Cerar –que sí ha hecho trabajos de asesoría para el Parlamento-- carece de programa político concreto. “De todas formas, hay poco margen de maniobra para alejarse de las políticas de austeridad recomendadas por Bruselas”, apunta la profesora. Cerar ha prometido que las seguirá. Aunque lo hará, dijo a Reuters, “de la mejor manera posible para Eslovenia” y con sus tiempos. De momento, ya ha anunciado que revisará la intención de privatizar algunas de las compañías más importantes del país, como Telekom Slovenia o el aeropuerto de la capital, que se había suspendido por la convocatoria de elecciones. Esta postura antiprivatizadora, apuntan los analistas, también le ha garantizado un nicho de votantes, ya que la medida –que obtuvo la aprobación del Parlamento con un estrecho margen—, a la que siguieron duros recortes de personal, ha suscitado un amplio debate en el país.

“Nuestro partido tiene como objetivo que Eslovenia cumpla con sus obligaciones con la Unión Europea, pero buscaremos nuestras propias fórmulas para lograrlo de la mejor manera posible para Eslovenia”, dijo Cerar el domingo.

La Comisión Europea espera que la economía eslovena crezca un 0,8% este año, tras dos ejercicios consecutivos de recesión. La exrepública yugoslava debe reducir su déficit presupuestario hasta el 4,2% del PIB desde el casi 15% del año pasado, cuando se disparó debido a la recapitalización bancaria.

Diputado en prisión

El presidente de Eslovenia ha felicitado a Cerar. También, informa Efe, la Iglesia eslovena, que había apoyado abiertamente la campaña del condenado Jansa. El líder de la oposición, desde la cárcel, y su partido, aseguran sin embargo que el resultado de los comicios es “ilegítimo”. “Las elecciones no han sido honradas. Del mismo modo de que el Gobierno que se forme no será legítimo”, declaró a Reuters Zvonko Cernac, vicepresidente del SDS. Este partido ha calificado la condena e su líder como un “montaje de antiguos dirigentes comunistas”.

En Eslovenia no hay ninguna ley que prohíba de manera explícita que un parlamentario pueda serlo desde la cárcel. Lo que deja la puerta abierta a que Jansa conserve el escaño obtenido en las elecciones. Toplak explica además que el líder de la oposición pudo haber solicitado un aplazamiento de su condena. “En lugar de hacerlo, ha aprovechado su entrada en prisión para darle un giro a su campaña”, incide.

Más información