Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los rebeldes unen Siria e Irak al tomar un paso fronterizo

Los yihadistas rivales de Al Nusra y del Estado Islámico de Irak y el Levante se enfrentan entre sí cerca de Kirkuk

Los insurgentes suníes que desde hace 10 días han conquistado zonas del norte de Irak se hicieron ayer con uno de los tres puestos fronterizos entre ese país y Siria. Pero ese éxito quedó eclipsado por las primeras noticias de combates entre ellos, una amalgama de grupos con intereses diversos a quienes sólo une su oposición a que los chiíes controlen el Gobierno de Bagdad. Los enfrentamientos se produjeron en Hawija, 50 kilómetros al oeste de Kirkuk.

De madrugada, los milicianos del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) se hicieron con el puesto fronterizo de Al Qaim. El gesto, de gran simbolismo para su lucha, marca para ellos la supresión de la frontera trazada por las potencias coloniales en 1916. Sería el primer paso para establecer el califato islámico al que aspiran. Pero, sobre todo, les da acceso directo a la provincia de Deir Ezzor, que casi controlan y donde ayer les bombardeó la aviación siria, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Fuente: Institute for the Study of War y BBC.
Fuente: Institute for the Study of War y BBC.

Al parecer, primero tomaron el viernes la vecina ciudad de Al Qaim, de donde echaron a las fuerzas de seguridad, según fuentes citadas por Reuters. Nada más tener noticia de su avance, los guardafronteras dejaron su puesto y los hombres del EIIL lo ocuparon sin necesidad de combatir. Entre tanto, numerosas familias de esa localidad se unieron a los cerca de un millón de iraquíes desplazados por la violencia.

Los dos lados de la frontera sirio-iraquí a la altura de ese puesto ya habían sido tomados a mediados de la semana pasada por los rebeldes sirios del Ejército Sirio Libre (ESL) y del Frente al Nusra (la rama de Al Qaeda en Siria). Pero, según la agencia France Presse, se retiraron de la parte iraquí durante la noche. Al Nusra y el EIIL están enfrentados en Siria e incluso han combatido en algunas zonas, pero también mantienen treguas donde les conviene.

Pero al igual que en el país vecino, el EIIL empieza a tener roces con sus socios de combate en Irak. De acuerdo con testigos citados por las agencias, sus milicianos se enfrentaron el viernes por la noche en Hawija con miembros del Ejército de la Orden de Naqshbandi, una milicia fundada por Izzat al Duri, el que fuera número dos de Saddam Husein, y que agrupa a ex militares y leales al fallecido dictador. En el rifirrafe murieron entre 15 y 17 personas, según las fuentes.

Es la primera vez que se tiene noticia de enfrentamientos entre los insurgentes dentro de Irak, pero la información no ha causado sorpresa a los observadores. En su paseo por el norte de Irak, el EIIL ha contado con el apoyo de una docena de organizaciones, entre las que destacan Ansar al Islam, el Consejo Militar de las Tribus (que agrupa a cerca de 80 tribus suníes), además de la citada Naqshbandi.

No es casual que el incidente se haya producido en Hawija. Esa ciudad ya fue escenario en abril de 2013 de una manifestación por los derechos de los suníes que, en retrospectiva, fue un precedente de lo que ha ocurrido ahora. Cuando las fuerzas de seguridad abrieron fuego contra la acampada de protesta y mataron a decenas de personas, los Naqshbandi lideraron la sublevación. “Hawija está desintegrándose”, declaró a Reuters un notable tribal de esa localidad días atrás.