Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Assange no renunciará a la protección del Estado ecuatoriano

El fundador de Wikileaks, cumplidos dos años de su reclusión, no ve otra salida que permanecer en en la embajada en Londres

Rueda de prensa de Assange celebrada este jueves en Londres
Rueda de prensa de Assange celebrada este jueves en Londres EFE

El famoso huésped de la Embajada de Ecuador en Reino Unido, Julian Assange, y el ministro ecuatoriano de Exteriores, Ricardo Patiño, ofrecieron una rueda de prensa conjunta para recordar que ya han pasado dos años desde que el primero se refugiara en la oficina diplomática de Ecuador. Conectados a través de una videoconferencia ante medios de Londres y Quito, Assange reveló que no renunciará al asilo y que seguirá alojado en la embajada ecuatoriana. "Mis abogados dicen que sería tonto dejar mi condición de asilado, además las condiciones aquí son diferentes a una prisión real", dijo. Patiño, en su turno, respondió que la protección del Estado ecuatoriano se mantendrá. "Nosotros a Julian Assange le vamos a proteger todo el tiempo que sea necesario y que él quiera".

Las negociaciones entre Ecuador y Reino Unido para conseguir que se expida un salvoconducto al fundador del portal de filtraciones Wikileaks para que pueda salir de la embajada y viajar al país andino están en punto muerto. Patiño dijo que la iniciativa del Gobierno ecuatoriano de conformar un grupo mixto de juristas para analizar el caso, que compartió con su homólogo británico hace un año, no llegó a concretarse. "Como Estado ecuatoriano hemos hecho lo que nos corresponde hacer, consideramos que les corresponde a los organismos de las Naciones Unidas establecer un caso. Esperamos que la sociedad civil y los periodistas del mundo dejen de mantener el silencio respecto a la defensa de libertad de expresión de un periodista en el mundo", manifestó.

El hacker australiano reveló que su equipo de defensa está compuesto por 30 personas que trabajan en varios países, muchas sin cobrar honorarios. En su intervención hizo hincapié en lo difícil que ha sido vivir alejado de sus hijos y compartió las presiones que ha soportado su familia: "Si no pueden llegar a mi, a lo mejor van a asesinar a ella o a mis hijos. Algunos parientes míos han tenido que cambiar de nombre, como mi madre, por las amenazas. No deben utilizar a mi familia por mis publicaciones, es importante tomar en serio su seguridad".

También criticó lo gastos excesivos que ha generado su vigilancia a Estados Unidos y Reino Unido. La factura de Reino Unido ya roza los 6 millones de libras, pero se desconoce el gasto que tiene Estados Unidos. Patiño, sin revelar cifras, dijo que Ecuador solo ha reforzado la vigilancia en su oficina diplomática. "A efectos de que ninguna persona pueda abusar de una entrada en la embajada para afectar a la persona de Julian Assange y a su equipo de trabajo", explicó.

Sobre la supervivencia de Wikileaks, Assange dijo que seguirá vigente a pesar de la estrangulamiento económico que sufre. Las cuentas de la organización en Francia y Estados Unidos han sido bloqueadas y la única libre es la Islandia. El cálculo del perjuicio económico hace un año era de unos 70 millones de dólares. "Hoy tiene que ser más", aseguró el hacker.

Para probar la salud del portal de filtraciones reveló que justamente este jueves publicaron el borrador de una negociación secreta que afecta a 50 países y a un 68,2% del comercio mundial. Estas conversaciones se estaban produciendo fuera de los límites formales de la Organización Mundial del Comercio (OMC) con los ojos puestos en los Servicios Financieros del Acuerdo de Comercio de Servicios (TISA, por sus siglas en inglés). Wikileaks explica que estos países se llamaban a sí mismos "realmente buenos amigos de los servicios" y su objetivo era convertir a TISA en la nueva plataforma de servicios financieros. 

Más información