Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ataque de la milicia Al Shabab causa 50 muertos en la costa de Kenia

Las autoridades sospechan de la milicia islámista somalí Al Shabab

Reacciones al ataque islamista en Kenia. Reuters Live!

Unos cincuenta hombres con armas y explosivos atacaron ayer la localidad keniana de Mpeketoni, a unos cuarenta kilómetros de la isla turística de Lamu, y asaltaron dos hoteles, un banco y una comisaría policial, entre otros edificios, según informa el inspector general de la Policía, David Kimaiyo, a la agencia Efe. El número de muertos asciende a 50. La milicia islamista somalí Al Shabab ha asumido la autoría del ataque. El portavoz del Ejército, el mayor Emmanuel Chichir, ha declarado a la BBC que aviones militares de vigilancia fueron desplegados para ayudar a la policía en la búsqueda de los atacantes.

El ataque comenzó a las 20.00 hora local del domingo (19.00 hora peninsular en España) y duró unas cuatro horas, en las que los asaltantes mantuvieron retenidos a muchos lugareños, según testigos citados por el diario local The Standard. Los atacantes se hicieron con armamento y dos vehículos en la comisaría antes de incendiarla y entonces procedieron a atacar los hoteles de la zona, según este mismo medio.

Los atentados suponen un duro golpe para esa zona de Kenia, que vive del turismo, un sector en crisis en la costa keniana por el terrorismo. Se trata del peor atentado que sufre el país africano desde el pasado septiembre, cuando al menos 67 personas murieron en el asalto perpetrado por milicianos de Al Shabab contra el centro comercial Westgate de Nairobi.

Kenia - especialmente Nairobi y la ciudad costera de Mombasa-, ha sido objeto de ataques desde que, en octubre de 2011, su Ejército entrara en Somalia debido a una oleada de secuestros en suelo keniano que atribuyó a la milicia islamista somalí. Actualmente las tropas kenianas han sido absorbidas dentro de la misión de paz de la Unión Africana en Somalia (AMISOM)

Al Shabab, que en 2012 anunció su adhesión formal a la red terrorista Al Qaeda, controla amplias zonas del centro y el sur del Somalia, donde el frágil Gobierno somalí todavía no ha logrado imponer su autoridad.

Somalia vive en un estado de inseguridad desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, lo que dejó al país sin un gobierno medianamente efectivo y en manos de milicias radicales islámicas, señores de la guerra y bandas de delincuentes armados.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >