Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Modi se reúne con el paquistaní Sharif en su primer día de mandato

El recién elegido primer ministro indio conversa con su homólogo sobre seguridad y terrorismo Es una cita clave para las relaciones entre ambos países y para el equilibrio de la región

Modi se reúne con su homólogo paquistaní. Reuters Live!

El nuevo primer ministro de India, Narendra Modi, del partido nacionalista hindú, Bharatiya Janata (BJP), se ha reunido este martes, en su primer día en el cargo, con su homólogo paquistaní, Nawaz Sharif. La reunión entre ambos mandatarios en Nueva Delhi es, según los expertos, un golpe maestro de diplomacia tras una historia de densos conflictos entre ambos países; cuyas relaciones estaban en punto muerto desde los atentados terroristas de Bombay de 2008. De hecho, Modi y Sharif trataron temas de seguridad y terrorismo, uno de los puntos de más fricción en las relaciones entre India y Pakistán.

Durante la reunión, Modi ha pedido a Sharif, que Pakistán evite que se utilice su territorio para llevar a cabo ataques en India. "El primer ministro ha subrayado nuestras preocupaciones respecto al terrorismo. Ha trasladado que Pakistán debe cumplir su compromiso de evitar que su territorio y territorio bajo su control sean usado por terroristas contra India", ha explicado la nueva ministra de Exteriores india, Sujatha Singh, a la prensa tras el encuentro. Singh también ha asegurado que el primer ministro Modi pidió a Sharif que se acelere el juicio por los atentados de Bombay.

 Ambos estados podrían avanzar también de forma inmediata hacia la normalización de sus relaciones comerciales, que se han visto afectadas por sus diferencias políticas. "Todo esto nos da la la oportunidad de cumplir las esperanzas de 1.500 millones de personas en los dos países que quieren que nos centremos en el bienestar. Tuvimos una conversación en una atmósfera cordial", añadió la ministra india que añadió que para la agenda común a los dos países es necesaria la paz y la seguridad, por lo que deben trabajar juntos. "Cambiemos la confrontación por la cooperación", ha dicho.

Esta primera toma de contacto, con la conversación de hoy, que duró algo menos de una hora, es muy importante para intentar reducir la tensión entre los dos países –ambos con un arsenal nuclear en aumento-, que se han enfrentado en tres guerras desde su independencia y partición en 1947. En ambos Estados rivales había un gran interés –también recelos—por saber cómo irían las relaciones con el recién investido nacionalista hindú, que ganó con mayoría absoluta.

En Pakistán, los fundamentalistas han desaprobado la visita de Sharif, que ha recibido amenazas del grupo Lashkar-e-Toiba. En ese país se ve a Modi con recelo. La población, al igual que parte de la sociedad india, cree que cuando fue primer ministro del estado noroccidental de Gujarat no hizo lo suficiente para detener la ola de violencia en esa región en 2002, en la que murieron unas mil personas, la mayoría musulmanes a manos de fanáticos hindúes. Sucesos que han supuesto una mancha negra en la historia de Morsi, de la que aún no ha podido liberarse.

El primer ministro paquistaní, que según los medios locales podría haber invitado a Modi a visitar su país, consideró ayer que los dos países están ante una gran oportunidad para tener mejores relaciones. Sharif dijo que India y Pakistán “deben deshacerse de los miedos, desconfianza y recelos del otro”. “Debemos luchar contra la inestabilidad que ha plagado la región por décadas”, apuntó a una televisión local poco antes de acudir a la toma de posesión de Modi. La de ayer fue la primera vez desde la fundación de India en 1947 que un primer ministro de ese país inicia oficialmente su mandato en presencia de su homólogo paquistaní.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información