Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere a tiros un líder de la extrema derecha ucrania

Alexandr Muzichko era un dirigente del partido Pravy Sektor

Era famoso por un vídeo en el que amenazaba con un Kaláshnikov a un fiscal

Muzichko, dirigente ultraderechista ucranio, murió este martes en Rovno. Ampliar foto
Muzichko, dirigente ultraderechista ucranio, murió este martes en Rovno. efe

Alexandr Muzichko, un dirigente del partido ultraderechista ucranio Pravy Sektor (Sector de Derechas), murió en la madrugada de este martes como había vivido gran parte de su vida: violentamente. Era uno de los coordinadores de este grupo radical que con sus acciones empañó la legitimidad del Maidán, el movimiento ciudadano de oposición a Víctor Yanukóvich. Muzichko perdió la vida en Rovno, al oeste del país, en una operación de las Sokol, las fuerzas especiales ucranias, que, según las versiones, se presenta como el fatal resultado de un forcejeo o como un asesinato a sangre fría.

Muzichko, acusado de torturar y asesinar a al menos 20 soldados rusos en las dos guerras de Chechenia (1994-200), en las que junto a otros ultranacionalistas ucranios luchó del lado rebelde, recibió varios tiros tras abrir fuego contra la policía cuando iba a ser detenido por integración en banda armada, según la versión del Ministerio del Interior de Kiev. Según uno de sus partidarios, el diputado Oles Doniy, fue ejecutado de dos disparos en el corazón tras ser maniatado y arrojado al suelo poco después de que las Sokol irrumpieran en el café donde se hallaba en busca de elementos ultras. Tres correligionarios de Muzichko fueron detenidos y llevados a Kiev. La agrupación local de Pravy Sektor ha prometido vengar su muerte.

Su reputación como cabecilla de bandas mafiosas y extorsionador era bien conocida –desde 1999 pasó varios años en la cárcel por este último motivo–, pero Muzichko, nacido en 1961 en Rusia y conocido como Sashko Bily, cobró especial notoriedad en los últimos meses al difundirse en Internet varios vídeos en los que aparece amenazando, Kaláshnikov en ristre, a los diputados de la asamblea regional o golpeando al fiscal de Rovno. Estos hechos motivaron la apertura de un proceso por parte de la fiscalía general del país, que no llegó a sustanciarse al no presentar cargos contra él.

Muzichko era uno de los dirigentes más radicales de la banda compuesta por facciones ultraderechistas y nacionalistas, amén de numerosos hooligans, que en su día se convirtió en el brazo armado del Maidán y que ahora, una vez transformada en partido político, concurrirá a las elecciones del próximo 25 de mayo con su líder, Dmitri Yarosh, como candidato a la presidencia. La amenaza potencial que estos sectores violentos suponen para la numerosa población rusa de Ucrania fue el motivo esgrimido por el presidente ruso, Vladímir Putin, para justificar la ocupación de Crimea.