Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Malasia investiga datos borrados en el simulador del piloto del MH370

Kuala Lumpur solicita ayuda al FBI para leer registros suprimidos en febrero pasado

Los radares militares de Tailandia detectaron “una aeronave desconocida” después de que el avión desapareciera

Familiares de los viajeros del Boeing-777 desaparecido. Reuters Live!

A falta de rastro alguno del avión de Malaysian Airlines desaparecido hace 12 días con 239 personas a bordo, la policía sigue centrando la investigación en los pilotos del MH370, y en concreto en el simulador de vuelo casero que había instalado en su domicilio el comandante, Zaharie Ahmad Shah, de 53 años. Los investigadores quieren recuperar registros de sus entrenamientos (sobre todo de aterrizajes) en el simulador que fueron borrados el 3 de febrero, un mes antes de la pérdida del avión el 8 de marzo.

“Hemos llamado a expertos internacionales y nacionales para examinar el simulador del piloto. Hay cierta información borrada y estamos tratando de recuperarla”, dijo el ministro de Defensa y de Transportes de Malasia, Hishamudin Husein, en una rueda de prensa. Según The New York Times, se ha solicitado ayuda al FBI. A no ser que se borrasen los datos con programas sofisticados, la oficina de investigación federal de Estados Unidos será capaz de recuperarlos. Fuentes de la industria consultadas se muestran escépticas sobre la posibilidad de que esos registros aporten alguna luz en la misteriosa desaparición del B-777. Entienden que el borrado puede obedecer a la mera intención de mantener suficiente memoria libre en los ordenadores.

De momento ese hilo parece el único del que pueden tirar los investigadores, que tratan el caso como un asunto criminal al dar por sentado que alguien con conocimientos de pilotaje desactivó los sistemas de comunicación del avión y cambió el rumbo. Las pesquisas sobre los pasajeros (dos viajaban con pasaportes robados) no han dado ningún fruto, explicó el ministro Hishamudin, que apeló a la presunción de inocencia de la tripulación.

Kuala Lumpur ha recibido los datos solicitados de 12 de los 14 países de procedencia de los viajeros. Aún no han contestado Rusia y Ucrania. En el MH370 viajaban dos hombres ucranios y uno ruso.

Un total de 26 países buscan por tierra, mar y aire restos o indicios que puedan arrojar un poco de luz sobre el destino que sufrió el aparato tras desaparecer de los radares civiles malasios una hora después del despegue y dar media vuelta respecto a la ruta prevista. Tras haber comenzado inicialmente en el mar del sur de China, la búsqueda está ahora centrada en dos corredores aéreos que forman un arco de miles de kilómetros que va desde Asia central al océano Índico sur. El corredor noroeste pasa por el oeste de China, mientras que el corredor suroeste se interna en el Índico al oeste de Australia.

China (153 pasajeros son de esa nacionalidad) ha comenzado la búsqueda en su propio territorio y el miércoles envió desde Singapur nueve barcos hacia el sureste de la bahía de Bengala y el oeste de Indonesia, que cubrirán un área de 300.000 kilómetros cuadrados, equivalente a dos tercios la superficie de España. Australia, por su parte, ha acotado una zona del tamaño de la península Ibérica en el Índico, donde se supone que el Boeing 777-200 debió quedarse sin combustible.

Fuentes: Reuters, Gobierno de Malasia, Australian Maritime Safety Authority.
Fuentes: Reuters, Gobierno de Malasia, Australian Maritime Safety Authority.

De momento ha habido pocos avances en la resolución de un misterio que se está viendo lastrado por la reticencia de algunos países a compartir datos de sus radares militares o satélites para no revelar sus capacidades –o sus lagunas- de defensa en una región cruzada por agrias disputas territoriales y marítimas.

Ha habido pocos avances en la investigación por la reticencia de algunos países a compartir datos

Las fuerzas aéreas de Tailandia han asegurado este miércoles que los radares tailandeses detectaron lo que podría ser el B-777 después de que se esfumara. “Una aeronave desconocida fue detectada a las 00.28 (hora local, 1.28 hora de Malasia) seis minutos después de que el MH370 desapareciera” en el mar del Sur de China, que se movía en dirección suroeste hacia Kuala Lumpur y el estrecho de Malaca, según el mariscal de las fuerzas aéreas Monthon Suchookorn, informa France Press. El militar ha asegurado que la información no fue dada antes porque surgió al comprobar los registros de los radares este lunes, después de que le fuera solicitada por el Gobierno malasio.

La señal identificada por Tailandia es coherente con la última transmisión del transpondedor del avión a la 1.21, hora malasia, que proporcionó información sobre su localización y la altitud a la que volaba. Monthon ha dicho que aunque la señal registrada fue esporádica, los radares tailandeses volvieron a identificar el mismo aparato mientras giraba hacia el norte y desaparecía en el mar de Andamán. Sin embargo, ha insistido que “no está confirmado que la aeronave fuera el MH370”. El avión desapareció de los radares civiles de Malasia a la 1.30, pero su señal continuó parpadeando en las pantallas de los radares militares malasios hasta las 2.15.

Las fuerzas aéreas tailandesas afirman que no analizaron antes sus registros porque el aparato no estaba en espacio aéreo de Tailandia y no suponía una amenaza para la seguridad del país, y han negado haber retenido la información.

El Gobierno de Malasia asegura que es imprescindible reducir la zona en la que se busca el avión, y ha vuelto a instar a los Gobiernos de la zona a que faciliten información, a menudo considerada sensibles por los militares de los diferentes países, que podría revelar hacia dónde se dirigió exactamente el Boeing 777. “Hay que hacer todos los esfuerzos posibles para reducir los corredores que hemos anunciado. Creo que es la mejor forma de actuar. De lo contrario, estaremos en el terreno de las especulaciones de nuevo”, dijo Hishammuddin Hussein el martes a última hora.

La armada de Estados Unidos ha dicho que ha cambiado sus planes de búsqueda, para utilizar principalmente aviones P-8A Poseidon y P-3 Orion en lugar de barcos y helicópteros, porque son mucho más apropiados para este tipo de operaciones, dado el tamaño creciente de la zona de búsqueda, 7,68 millones de kilómetros cuadrados, una superficie equivalente a la de Australia.

La falta de resultados y las informaciones con cuentagotas han provocado la ira de los familiares de los pasajeros chinos del vuelo MH370, que han amenazado con una huelga de hambre si el Gobierno de Malasia no les da toda la información que creen que está ocultando. Algunos familiares de viajeros chinos fueron este miércoles desalojados de la sala donde Hishamudin se dirigía a la prensa, donde habían irrumpido a gritos, desesperados por la espera y la falta de información.

Más información